¿Qué es SEPP? (Substantially Equal Periodic Payment)

Incluso las personas más previsivas deben entender que la vida es como la rueda de un parque de diversiones. Unos días se está bien alto y en otros, se podría caer. Esta es una realidad, en especial en el ámbito financiero. Piensa que en cualquier momento una persona podría perder su trabajo o tener que afrontar un gasto importante que no estaba presupuestado. Aquí es donde un SEPP puede ser útil.

Si esto sucede y el monto de tu cuenta de ahorros no es lo suficientemente alto como para cubrirlo, ¿qué puedes hacer? Pues, pedir un préstamo personal sería una opción, pero hacer un retiro de tu plan de jubilación con un SEPP podría convertirse también en una grandiosa idea. A fin de cuentas, a través del SEPP podrás efectuar un retiro anual sin tener que pagar penalidades o intereses.

Pero, ¿qué es el SEPP y cómo funciona? ¿Aplica para todos los planes de jubilación? ¡Vamos a descubrirlo!

¿Qué es el Substantially Equal Periodic Payment (SEPP)?

El Substantially Equal Periodic Payment, mejor conocido por sus siglas como SEPP, es un método de distribución de fondos para el IRA (o cualquier otro de plan de jubilación que califique) que le permite al beneficiario hacer retiros antes de los 59 años y medio de edad sin tener que incurrir en las sanciones interpuestas por el IRS.

Recuerda que, por lo general, cuando una persona retira parte del monto de su plan de jubilación antes de cumplir la edad reglamentaria, tiene que pagar una multa por retiro anticipado que equivale al 10% del monto distribuido.

Con un plan SEPP, los fondos se retiran sin multas a través de distribuciones anuales específicas durante un período de cinco años o hasta que el titular de la cuenta cumpla los 59 años y medio de edad, lo que ocurra después. 

Nota: Aunque se te exima el pago de la penalización por retiro anticipado, todavía tendrás que pagar el impuesto sobre la renta por cada retiro.

¿Qué es SEPP? (Substantially Equal Periodic Payment)

¿Cómo funciona el SEPP?

El funcionamiento del SEPP es bastante simple. Al principio deberás elegir entre los tres métodos que ha aprobado el IRS para calcular las distribuciones con un SEPP: amortización, anualización y distribución mínima requerida. Nota que cada uno de ellos arrojará un resultado diferente, ya que la distribución no será la misma.

El monto que retires será predeterminado, es decir, que se establecerá previamente y que permanecerá inmutable a lo largo de los años, al menos con dos de las tres opciones disponibles.

El IRS siempre le aconseja a las personas que seleccionen el método que mejor se ajuste su situación financiera actual. ¿Por qué? Porque tan solo se le permite a los beneficiarios cambiar el método de distribución que usan una sola vez durante la vida útil del plan. Si cancelas el plan antes de que expire el período mínimo de tenencia, deberás pagarle al IRS una serie de multas que se te emitirán por las exenciones en la distribución del plan más los intereses.

Ahora bien, puedes usar cualquier cuenta de jubilación calificada con un SEPP. ¿La única excepción? La cuenta 401 (k) que tengas con tu empleador actual. De tener una cuenta elegible, configura tu acuerdo SEPP a través de cualquier asesor financiero o directamente con una institución.

Ahora que ya estás familiarizado con el SEPP, veamos en qué consiste cada método de distribución del plan:

El método de amortización

El método de amortización te permitirá calcular los retiros del plan SEPP congelando el monto del pago anual para que sea el mismo durante los años aplicables del programa. Esta cantidad se determina usando la expectativa de vida del contribuyente y de su beneficiario -en caso que corresponda- y una tasa de interés escogida, que no será de más del 120% de la tasa federal a mediano plazo según órdenes del IRS.

El método de anualización

Al igual que con el método de amortización, la distribución que se aplica con el método de anualización también será inalterable durante el plazo de duración. En este caso, el monto se determinará utilizando una anualidad basada en la edad del contribuyente y la edad de su beneficiario, si corresponde; además de una tasa de interés elegida cumpliendo con las mismas pautas que establece el IRS para el método de la amortización. El factor de la anualidad se obtiene utilizando una tabla de mortalidad proporcionada por el mismísimo IRS.

Distribución mínima requerida

Cuando se emplea el método de distribución mínima, el pago anual para cada año se determina dividiendo el saldo de la cuenta por el factor de esperanza de vida del contribuyente y de su beneficiario, en caso que corresponda. En este método, la cantidad anual debe recalcularse anualmente y, por ende, cambiará de año en año, a diferencia de los dos métodos anteriores. Por supuesto, esto significa que los retiros anuales serán más bajos que con el método de la amortización o con el de anualización.

¿Qué ventajas tiene el SEPP?

Usar un plan SEPP puede ser toda una bendición para aquellos que deseen o necesiten aprovechar sus fondos de jubilación de forma anticipada por cualquier causa.

A través de este plan, podrías obtener un flujo constante de ingresos, sin multas y sin tener que esperar a cumplir los 59 años y medio de edad. ¿Qué significa esto? En palabras simples, que durante tus años 40 o 50 podrías recibir una cantidad anual de dinero, terminar tu carrera profesional y esperar la llegada de la jubilación.

Ya después de los 59 años y medio, podrás retirar fondos adicionales de tus cuentas de jubilación sin penalización alguna. Y después de los 60 -en los últimos años, de hecho-, calificarás para recibir todos los beneficios asociados al Seguro Social y quizás hasta una pensión de beneficios definidos.

¿Qué inconvenientes podría conllevar un retiro con SEPP?

Como todo instrumento, los planes SEPP también tienen inconvenientes. Para empezar, son sumamente inflexibles. Una vez que comiences con un plan de distribución o retiro de tipo SEPP, deberás permanecer en él, prácticamente, durante toda tu vida, lo que podrían ser muchos años si comienzas a aplicarlo entre los 30 y 40 años de edad.

Durante ese tiempo, tendrás poco o casi ningún margen para modificar la cantidad que puedes retirar de tu fondo cada año. Por supuesto, dejar el plan tampoco sería una opción -al menos no una tan buena- dado que te impondrán todas las penalidades que te ahorraste con el SEPP, más los intereses

Nota: Esta misma sanción puede aplicarse también si haces un mal cálculo y no realizas los retiros necesarios dentro de un año.

Decantarte por un SEPP también podría tener implicaciones para tu seguridad financiera a futuro. Por ejemplo, una vez que comiences con un SEPP, deberás dejar de contribuir al plan que afiliado, lo que significa, en pocas palabras, que tu dinero no crecerá con cada contribución adicional que efectúes. 

Además, al retirar los fondos antes de tiempo, también estarás renunciando -así sea indirectamente- a las ganancias que podrías obtener por ese dinero retirado, junto con el impuesto que ahorrarías con cada una de esas ganancias que, de quedarse en el plan de jubilación, se estarían acumulando libres de impuestos dentro de la cuenta.

En resumen, qué es el SEPP y cómo funciona

Ahora que ya hemos profundizado en el SEPP y en cómo funcionan cada uno de los métodos de retiro, hagamos un recuento que resume lo más importante de este capítulo financiero:

  • Un plan SEPP no es más que una forma que te permite retirar fondos sin penalización de una de tus cuentas de jubilación antes de que cumplas los reglamentarios 59 años y medio, que es la edad que impone el IRS.
  • La cantidad a retirar cada año estará previamente determinada por unas fórmulas que establece el mismísimo IRS. En algunos casos podría ser fija o inalterable y en otros no.
  • Si abandonas el plan SEPP antes de que finalice, estarás obligado a pagar todas las multas que el plan te permitió evitar, más los intereses que se generen sobre esos montos.
  • Un plan SEPP es adecuado para aquellas personas que necesiten un flujo de dinero constante antes de su jubilación, tal vez para compensar una carrera que finalizó antes de lo previsto o para cubrir algunos gastos inesperados.

Sigue leyendo:

¡Comparte nuestro artículo!


Artículos relacionados:

Deja un comentario

¡NO sigas este enlace o serás bloqueado en este sitio!