¿Cómo vender un carro en Estados Unidos?

Si vendes tu carro de forma privada te tomará más trabajo que si te decantas por hacerlo a través de un concesionario. Esta afirmación es una realidad. Sin embargo, encargarte de todo podría ser la mejor alternativa para terminar con más dinero en el bolsillo. Además, tampoco es tan terrible o abrumador como parece. Conoce a continuación los detalles para  vender tu carro en Estados Unidos.

Para empezar, no es necesario que seas un vendedor experimentado, un profesional en el sector o un experto en carros, camiones y camionetas. Lo único que tienes que hacer es encontrarle un hogar nuevo a tu carro y esto será muy fácil de cumplir si sigues algunos pasos básicos. ¿Estás un poco perdido? ¡No te preocupes! Aquí te mostraremos cómo vender tu carro en Estados Unidos a la velocidad del rayo.

¿Cómo vender un carro en Estados Unidos?

¿Cómo vender un auto usado? Consejos y apreciaciones

Hemos simplificado la explicación del proceso de venta de los carros usados en los Estados Unidos para que estés al día con todo lo que necesitas hacer. Veamos de qué se trata todo este asunto.

#1 Verifica la marca, año y modelo

La forma más fácil de hacerlo es buscando el Número de Identificación del Vehículo (VIN). Normalmente se encuentra en el tablero del lado del conductor o cerca del parabrisas (si no está ahí, abre la puerta del conductor y busca en el pestillo de la puerta cuando está cerrada). Una vez que tengas ese número, usa uno de los decodificadores gratuitos de VIN en Internet y te mostrará toda la información que necesitas.

Si quieres saber más sobre el historial de carros, no dejes de visitar nuestra publicación: “Cómo saber el historial de un vehículo gratis (y de pago)”.

#2 Busca el precio de tu carro en el mercado

¿Cómo? Utilizando plataformas especializadas, como Kelley Blue Book o National Automobile Dealers Association (NADA). Entra en cualquiera de sus páginas web, podrás seleccionar tu vehículo, elegir la condición en la que se encuentra, escribir su kilometraje actual, enlistar las características principales y dejar que la plataforma te guíe en el proceso (suelen ser bastante intuitivas). Una vez que todo esté listo, el mismísimo sistema te arrojará un precio recomendado.

Para confirmarlo, visita las páginas web de clasificados (como Craigslist) y busca carros parecidos al tuyo que se encuentren en tu área. Compara esos precios de las publicaciones con el recomendado por las plataformas y tendrás un monto estimado que representará el valor real de tu automóvil.

#3 Reúne los documentos necesarios 

Es decir, todos los documentos que un potencial cliente podría requerir para pedir o confirmar el historial del carro. Esto incluiría los récords de mantenimiento, los recibos de las partes que hayas instalado por tu cuenta y el sticker original de tu ventana, si todavía lo tienes. Es posible que el comprador también te pida una copia de tu identificación personal con foto. Otórgala solo si sabes que el comprador es serio.

#4 Toma muchas fotografías 

Si tienes marcas en el capó por haber conducido más de 15,000 millas anualmente durante los últimos 3 años, tómale una foto. Si has cuidado tu carro de 20 años hasta el punto de que parece recién salido del concesionario, tómale una foto. ¿Hay problemas en el asiento del conductor? Tómale una foto. Cuanto más y mejores sean las fotografías, más probabilidades hay de vender tu carro rápido en Estados Unidos. Además, el comprador apreciará que seas sincero y transparente.

Recuerda que quieres convencer a los compradores de que tú tienes su vehículo de ensueño. Para hacerlo, dale una limpieza profunda, pule la pintura con una crema especial e hidrata las llantas antes de tomar las fotos. Ningún comprador potencial querrá ver un auto sucio. Así que, incluso si el tuyo es una carcacha, intenta limpiarlo lo más posible.

#5 Averigua dónde te gustaría vender tu carro en Estados Unidos

Normalmente, tendrás más suerte publicando tu carro en línea que dejándolo parado a un lado del camino con un cartel de «se vende» en el parabrisas, (aunque eso también podría funcionar, al menos dependiendo de donde vivas). Los marketplaces de páginas y redes sociales como Facebook y Craigslist son buenos sitios para comenzar porque te traerán un montón de tráfico y te permitirán subir muchas fotografías. Los clasificados en línea de tu localidad también podrían ser una buena alternativa.

# 6 ¡No te olvides! Escribe un buen anuncio de venta

Tu anuncio tiene que ser tan conciso como sea posible. Coloca claramente el año, el fabricante, el modelo, el kilometraje y la condición del auto en general. Menciona aspectos que se deben tomar en cuenta, como accesorios o mejoras, y sé transparente en cuanto a los problemas mecánicos y cosméticos más significativos.

No hagas un anuncio tan extenso. Recuerda que no estás escribiendo una novela: estás intentando vender un carro. Evita escribirlo todo en mayúsculas, cuida la ortografía y utiliza los signos de puntuación apropiadamente. Piensa que la gramática, en este caso, será la primera impresión que tenga el comprador sobre ti.

¿Necesitas inspiración? Aquí te dejamos un ejemplo que podría servirte:

«Hola. Estoy vendiendo mi Subaru Outback 2.5 del año 2007. Es plateado y negro en el interior. Primer propietario con 119,000 millas y transmisión automática. Tengo todas las constancias de mantenimiento desde que salió del concesionario. Recientemente, se le hicieron trabajos para cambiar el aceite y se le colocaron pastillas de freno nuevas. Tiene una pequeña raya en el capó, pero del resto, está en buen estado. Incluye tapicería de cuero, alfombras de caucho y un reproductor de CD. Estoy pidiendo $6,500, pero escucho ofertas. No acepto trueques o cambios. Por favor abstenerse de realizar este tipo de propuestas. La mejor forma de comunicarse conmigo es por correo o mensajería electrónica».

Como ves, es un anuncio simple, detallado y respetuoso que engloba lo más importante del carro. Alguien que esté buscando un Outback como este ya sabrá lo suficiente sobre el modelo y decidirá si hacer una cita para ver si el que tienes vale la pena o no. Las publicaciones muy largas o las de una sola frase no te llevarán a ningún lado. ¡Evítalas!

#7 Prefiere las comunicaciones por correo electrónico

En nuestra experiencia, lo mejor es insistir en hablar por correo electrónico primero y solo darle tu número de teléfono a los compradores que realmente estén interesados. Sin embargo, esta es una decisión personal. ¿Por qué lo decimos? Pues, porque no tienes idea de quién es la persona con la que estarás tratando al momento de hacer la cita. Por esta misma razón, también es buena idea concertar una reunión en un sitio público y seguro, como una cafetería local, por ejemplo. 

Evita dar tu dirección, recibir extraños en tu casa y similares. Por supuesto, esto no aplica en todos los casos. Si decides hacer una venta de garaje, las personas estarán en tu patio y no tendrás otra opción, es entendible.

Recuerda: Es normal que las personas interesadas quieran probar el carro antes de comprarlo. Después de todo -y siendo realistas- ¿comprarías un carro usado sin probarlo? Probablemente no. Entonces, lo que debes hacer es darle la llave y acompañar al interesado.

Si no te gusta mucho esta idea, pídeles que te den la llave de su carro (o algo que sea de valor) mientras le dan una vuelta a la manzana. Eso sí, no te olvides de usar el sentido común: si se trata de una persona de 16 años y tienes un Dodge Challenger de 700 caballos de fuerza, lo mejor es que le sugieras volver con un adulto. Lo mismo pasaría si le estás vendiendo un carro sincrónico a una persona que solo sabe conducir un vehículo automático: proponle respetuosamente que vuelva con alguien más experimentado.

#8 Negocia la venta para cerrar el trato

Volvamos a nuestro ejemplo del Outback imaginario de $6,500. No te ofendas si alguien te ofrece $6,300. Aceptar dependerá de ti, pero si quieres salir rápido del carro, acepta el bajón de $200 y vete con ese dinero a casa. Si tienes tiempo para volver a revisar los otros 10 correos electrónicos que has recibido de los interesados -y de pasar por todo el proceso de nuevo- entonces espera a ver si alguien te ofrece un precio superior. Eso sí: recuerda que las contraofertas también existen. Quizás proponer ir a la mitad de la diferencia sea una mala idea. A fin de cuentas, quedaría en $6,400.

No debes sentir presión para aceptar una oferta. Si alguien te dice que te dará $2,500, lo mejor será dar un paso atrás y volver a casa. Recuerda que el carro es tuyo hasta que se firmen los papeles y es tu derecho decidir en cuánto quieres venderlo. Ciertamente, lo mejor es cerrar el trato de contado porque es un proceso rápido y simple, especialmente si el precio del vehículo es relativamente bajo.

En cuanto al pago, tienes varias opciones. Explóralas hasta encontrar la que más se ajuste a tus necesidades. Puedes pedir un cheque de agencia, un giro postal o incluso un pago por PayPal. Sin embargo, el cheque de agencia es la opción más segura.

Cuidado: No caigas en la estafa de siempre. Esa historia de que un primo te enviará el dinero por Western Union la próxima semana desde donde sea no es real, así que aléjate de esa persona.

#9 Asegúrate de que todos tus papeles están en regla

Para vender tu carro en Estados Unidos (al menos en la mayoría de los estados), tendrás que estampar una serie de datos en la parte posterior del título de propiedad, como el precio, la fecha de venta y la información personal del nuevo dueño. Si todavía tienes tu préstamo de carro activo, también deberás pagarle al banco antes de que el título sea desvinculado. Algunos estados también te pedirán entregar una factura de venta.

Nunca entregues las llaves o el título de propiedad antes de que te paguen, eso es buscarse problemas gratuitos. Si el comprador no te ha entregado el dinero o no tiene el monto completo, pídele que vuelva cuando lo tenga disponible y mantén en tu poder la llave, el título y el carro hasta entonces. También es buena idea escanear o fotografiar el título del auto firmado para tus propios archivos. En caso de que haya algún problema legal, tendrás una prueba de que has vendido el vehículo.

Sigue leyendo:

¡Comparte nuestro artículo!


Artículos relacionados:

Deja un comentario

¡NO sigas este enlace o serás bloqueado en este sitio!