¿Qué es y cómo funcionan los vouchers de la Sección 8?

El programa de Vales de Elección de Vivienda, conocido también como la Sección 8, es el principal programa del gobierno federal para ayudar a las familias de muy bajos ingresos, a los ancianos y a los discapacitados a costear viviendas decentes, seguras e higiénicas en el mercado privado. Dado que la asistencia para la vivienda se proporciona en nombre de la familia o del individuo, los participantes pueden buscar su propia vivienda, incluyendo casas unifamiliares, casas adosadas y apartamentos.

¿Qué son y cómo funcionan los vouchers de la sección 8?

Vouchers de la Sección 8: Una mirada más detallada

La asistencia del programa se entrega en forma de vouchers o vales, los cuales son administrados localmente por las agencias de vivienda pública (PHAs, por sus siglas en inglés), las cuales, por su lado, reciben los fondos del Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano de los Estados Unidos.

Una familia a la que se le expide vales de la Sección 8 es responsable de encontrar una unidad de vivienda adecuada de su elección en la que el propietario acepte los términos del programa. Esta unidad puede incluir la residencia actual de la familia. En este sentido, las unidades de alquiler deben cumplir con las normas mínimas de salud y seguridad, según lo determinado por la PAH.

El subsidio de vivienda es pagado al propietario directamente por la PHA en nombre de la familia participante. La familia paga entonces la diferencia entre el alquiler real cobrado por el propietario y la cantidad subvencionada por el programa. En determinadas circunstancias, si la PHA lo autoriza, una familia puede utilizar su vale para comprar una vivienda.

Elegibilidad para los vales de la Sección 8

La elegibilidad para los vales de la Sección 8 es determinada por cada una de las oficinas de vivienda basándose en el ingreso bruto anual total y el tamaño de la familia, y se limita a los ciudadanos de los Estados Unidos y a categorías específicas de no ciudadanos que tienen un estatus de inmigración elegible. 

En general, los ingresos de la familia no pueden exceder el 50% de los ingresos medios del condado o área metropolitana en la que la familia elija vivir. Por ley, una PHA debe proporcionar el 75 por ciento de los vales disponibles a los solicitantes cuyos ingresos no superen el 30 por ciento de los ingresos medios del área. Los niveles de ingresos medios son publicados por el Departamento de Vivienda y varían según la ubicación.

Durante el proceso de solicitud, la PHA recopilará información sobre los ingresos, los bienes y la composición de la familia. La PHA verificará esta información con otras agencias locales, el empleador y el banco, y utilizará la información para determinar la elegibilidad para el programa y la cantidad del pago de asistencia para la vivienda.

Si la PHA determina que eres elegible para recibir los vales de la Sección 8, pondrá tu nombre en una lista de espera. Una vez que llegue tu turno, la oficina se pondrá en contacto contigo y te expedirá un vale de vivienda.

¿Cómo solicito la asistencia de la Sección 8?

Si estás interesado en solicitar la Sección 8, ponte en contacto con tu PHA local. Para más ayuda, te recomendamos también que contactes a oficina del Departamento de Vivienda más cercana a ti.

Preferencias locales y lista de espera: ¿qué son y cómo me afectan?

Dado que la demanda de los vales de la Sección 8 suele superar los limitados recursos de que disponen el Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano y los organismos locales de vivienda, es común que haya largos períodos de espera. De hecho, una PHA puede cerrar su lista de espera cuando tiene más familias en la lista de las que pueden recibir asistencia en un futuro próximo.

En este sentido, las oficinas pueden establecer preferencias locales para seleccionar a los solicitantes de su lista de espera. Por ejemplo, las asociaciones pueden dar preferencia a una familia que: 1) no tenga hogar o habita en una vivienda deficiente; 2) destine más del 50% de sus ingresos en concepto de alquiler; o 3) haya sido desplazada involuntariamente.

Por lo general, las familias que califican para cualquiera de estas preferencias son adelantadas en la lista, es decir, reciben los vales antes que otras familias que no califican. Cada PHA tiene la discreción de establecer preferencias locales que reflejen las necesidades y prioridades de vivienda de su comunidad particular.

¿Cómo funcionan los vales de la Sección 8?

El programa de vales de elección de vivienda pone la elección de la vivienda en manos de la familia individual. La PHA selecciona a una familia de muy bajos ingresos para que participe y la alienta a considerar varias opciones de vivienda para asegurar la mejor vivienda para las necesidades de la familia, por lo que se le informa al titular de los vales de la Sección 8 sobre el tamaño de la unidad para la que es elegible en función del tamaño y la composición de la familia.

La unidad de vivienda seleccionada por la familia debe cumplir con un nivel aceptable de salud y seguridad antes de que la PHA pueda aprobar la unidad. Cuando el titular del vale encuentra una unidad que desea ocupar y llega a un acuerdo con el propietario sobre los términos del contrato de arrendamiento, la PHA debe inspeccionar la vivienda y determinar que el alquiler solicitado es razonable.

La PHA determina una norma de pago que es la cantidad generalmente necesaria para alquilar una vivienda de precio moderado en el mercado local y que se utiliza para calcular la cantidad de asistencia que recibirá una familia. Sin embargo, el estándar de pago no limita y no afecta la cantidad de alquiler que un propietario puede cobrar o que la familia puede pagar. Una familia que recibe los vales de la Sección 8 puede seleccionar una unidad con un alquiler inferior o superior a la norma de pago.

En este orden de ideas, la familia debe destinar el 30% de sus ingresos brutos mensuales ajustados para el alquiler y los servicios públicos, y si el alquiler unitario es superior a la norma de pago, la familia debe pagar la cantidad adicional. Por ley, cuando una familia se muda a una nueva unidad en la que el alquiler supera la norma de pago, la familia no puede pagar más del 40% de su ingreso mensual.

El subsidio de alquiler

La PHA calcula la cantidad máxima de asistencia para vivienda permitida. La asistencia máxima para la vivienda es generalmente la menor de las normas de pago menos el 30% de los ingresos mensuales ajustados de la familia, o la renta bruta de la unidad menos el 30% de los ingresos mensuales ajustados.

Sigue leyendo:

¡Comparte nuestro artículo!


Artículos relacionados:

Deja un comentario

¡NO sigas este enlace o serás bloqueado en este sitio!