¿Qué es un préstamo hipotecario USDA? ¿Calificas para uno?

Tal vez te sientas más como en casa si estás rodeado de pastos, flores y montañas; esto en vez de en una gran ciudad llena de caos, tráfico y pavimento. Si es así, la compra de una casa rural podría estar a tu alcance. ¿Cómo? Gracias a préstamo hipotecario del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA o United States Department of Agriculture). 

De hecho, el USDA podría tener uno de los programas de asistencia hipotecaria menos conocidos del gobierno, pero no por ello el menos favorable: todo lo contrario.

¿Qué es un préstamo hipotecario USDA? 

Básicamente, se trata de una hipoteca sujeta al pago de cero dólares de inicial, siempre que el comprador desee adquirir una casa rural o suburbana que sea elegible. Los préstamos hipotecarios USDA se emiten a través del programa USDA, también conocido como el Programa de Préstamos de Vivienda Garantizadas para el Desarrollo Rural (en inglés, USDA Rural Development Guaranteed Housing Loan Program) que es gestionado por el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos.
¿Qué es un préstamo hipotecario USDA? ¿Calificas para uno?

¿Qué es el Programa USDA?

El Programa USDA es una serie de préstamos sujetos a los puntos determinantes del USDA Rural Development. Lo que busca este programa es fortalecer la economía del país, ayudar a los compradores de viviendas a comprar una casa rural y a convertirse en propietarios, y a mejorar la calidad de vida de las zonas suburbanas, es decir, aquellas que se alejan de las grandes ciudades.

En sí, el Programa USDA se basa en proveerle a las familias propiedades limpias, seguras y adecuadas para la vida. Por supuesto, hay mucho más en el programa que el préstamo hipotecario USDA: también cuentan con préstamos para reparaciones de viviendas, para remodelaciones y reacondicionamientos, para mejorar la eficiencia del hogar y hasta para iniciar la construcción de propiedades nuevas.

Según su página web, desde el 2009 el Programa USDA ha ayudado a más de un millón de familias -unos cuatro millones de estadounidenses- a mudarse a pequeñas localidades. Esto aumenta el precio de esas propiedades, fomenta el crecimiento de la comunidad y también eleva la tasa de empleo; activando así la economía. 

¿Qué es el crédito rural?

El crédito rural es como se le conoce popularmente a los préstamos hipotecarios USDA. A través del crédito rural, el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos ayuda a las familias de bajos recursos o de clase media que califiquen a adquirir una vivienda propia habitable, amplia y acondicionada para llevar una vida digna en las afueras de las grandes ciudades. 

Por supuesto, el programa incluye una serie de requisitos que no solo se aplican al prestatario o solicitante, sino también a la casa en cuestión: ambos deben cumplir los requisitos de elegibilidad para poder disfrutar del financiamiento.

¿Cómo funciona un préstamo hipotecario USDA?

Ahora que ya tienes claro qué es un préstamo hipotecario USDA o crédito rural y qué es el Programa USDA y quién lo administra, es hora de hablar sobre cuáles son los tipos de financiamiento. En sí, lo que debes saber es que hay tres tipos de préstamos hipotecarios USDA, a saber:

  • Préstamos garantizados: El USDA garantiza una hipoteca emitida por un prestamista local participante; algo similar a lo que sucede con un préstamo de la FHA o con los préstamos respaldados por la VA (Veterans Affairs). Esto te permitirá acceder a una baja tasa de interés hipotecario, incluso si no cuentas con el dinero suficiente para el pago de una inicial. Sin embargo, si pones poco o ningún monto en efectivo de entrada al préstamo, tendrás una desventaja. ¿Cuál? Pagar una prima de seguro hipotecario.
  • Préstamos directos: Estos son los préstamos hipotecarios emitidos directamente por el USDA, de ahí su nombre. Estas hipotecas son para aquellos solicitantes de bajos y muy bajos recursos. Los umbrales de ingresos varían dependiendo de la región. Con los subsidios que ofrece el programa, las tasas de interés pueden ser tan bajas como el 1%.
  • Préstamos y subsidios para mejoras en el hogar: Estos préstamos o concesiones financieras directas le permiten a los propietarios reparar o mejorar sus casas. Los paquetes también pueden combinar un préstamo y una subvención proporcionando hasta $27,500 de asistencia.

Entonces, si vemos un poco más allá de esta clasificación, podríamos concluir que el USDA emite hipotecas, preferiblemente, a aquellos solicitantes que se encuentren más necesitados, financieramente hablando. Esto significa que se decantan por elegir a un individuo o familia que:

  • No tenga una vivienda decente, segura e higiénica para vivir.
  • No pueda conseguir un préstamo hipotecario por los canales tradicionales.
  • Tenga un nivel de ingresos ajustado al límite que maneja la institución como “bajos recursos” o incluso por debajo de este monto. (Dependerá del condado en donde vivas).
El USDA suele emitir préstamos directos para viviendas de 2,000 pies cuadrados -o menos- que tengan un valor de mercado por debajo del límite de préstamo del área. De nuevo, esta característica dependerá de tu lugar de residencia. Los préstamos hipotecarios USDA pueden llegar a ser tan altos como $500,000 o más en los mercados de bienes raíces más costosos -como en California y Hawaii- y tan bajos como un poco más de $100,000 en zonas más rurales y más económicas.

¿Cómo calificar a un préstamo hipotecario USDA?

Los límites de ingresos para calificar a un préstamo hipotecario garantizado por el USDA varían dependiendo del lugar de la casa y del tamaño de la familia. Para encontrar el límite exacto según el condado en el que vivas, puedes consultar este mapa del USDA.

Eso sí: debes saber que los préstamos de vivienda garantizados por el USDA están diseñados para financiar a las residencias principales ocupadas por sus propietarios. Otros requisitos de elegibilidad incluyen los siguientes:

  • Tener ciudadanía estadounidense (o residencia permanente, en su defecto). Este requisito no es flexible en ninguno de los casos.
  • Tener la capacidad de realizar un pago mensual que incluya capital, intereses, seguro e impuestos. Este pago mensual se calcula en un máximo del 29% o menos de tus ingresos mensuales. Por otro lado, se determina que los demás pagos mensuales que realices no pueden excederse del 41% de tus ingresos. Sin embargo, la USDA podría considerar una mayor proporción de deuda-ingreso si tienes un puntaje de crédito por encima de los 680 puntos.
  • Demostrar que tienes ingresos fijos y confiables. Por lo general, te pedirán las boletas de pago y estados de cuenta bancarios de los últimos 24 meses o incluso más.
  • Contar con un historial de crédito aceptable. Es decir, sin cuentas convertidas en cobros en los últimos 12 meses, entre otros criterios. Si puedes demostrar que tu crédito se vio afectado por circunstancias temporales o que estuvieron fuera de tu alcance -como la pandemia, por ejemplo- podrías calificar aún sin tener un historial bueno o estelar.

Los solicitantes con una puntuación crediticia de 640 puntos o superior reciben un procesamiento simplificado. Quienes se encuentren por debajo de este punto, deberán cumplir con condiciones mucho más estrictas. Sin embargo, debes saber que es posible calificar, incluso si no tienes el mejor historial de crédito del mundo. Todo dependerá de tu caso particular.

¿Cuáles son las locaciones elegibles para el préstamo hipotecario USDA?

Las áreas metropolitanas, por lo general, están excluidas del programa USDA, pero pueden existir algunas localidades con buenas oportunidades en los suburbios cercanos a ellas. En cuanto a las zonas rurales, todas ellas son elegibles.

¿Cómo solicitar un préstamo hipotecario USDA?

Para solicitar un préstamo respaldado por el USDA debes encontrar a un prestamista participante en el programa. Si estás interesado en adquirir una hipoteca o un préstamo o subsidio para mejoras, no dejes de ponerte en contacto con la oficina del USDA de tu estado.

El crédito rural del USDA puede parecer a la distancia un tipo de financiación que está dirigida solo a agricultores y ganaderos, pero lo cierto es que no tiene nada que ver con ello. La elegibilidad se centra simplemente en el límite de ingresos y en la ubicación de la vivienda

Sigue leyendo:

¡Comparte nuestro artículo!


Artículos relacionados:

Deja un comentario

¡NO sigas este enlace o serás bloqueado en este sitio!