Qué es el título salvage o «salvage title»: Ventajas y desventajas

Parece que ahora, más que nunca, las personas buscan formas de ahorrar dinero; sin embargo, esto no es nada nuevo para aquellos interesados en comprar un automóvil. De hecho, es muy común comprarse un auto usado para ahorrar unos cuantos (e incluso cientos) de dólares, especialmente en el caso de personas que están comprando un auto por primera vez. Ahora bien, por si no lo sabías, hay una manera de ahorrar aún más al momento de comprar un automóvil, y es buscando vehículos con título salvage. 

Un título salvage significa que el auto ha sufrido daños considerables, generalmente en un accidente, por lo que la compañía de seguros del propietario lo consideró una pérdida total y su título, una vez claro, «cambió de denominación» a salvage. En este caso, la compañía de seguros le pagó al propietario por el auto, así que el título de propiedad está en manos de la aseguradora, la cual quiere deshacerse de él.

Aquí es donde entras tú. Has visto un vehículo con título salvage y, al menos desde el exterior, no se ve tan mal, y de hecho te parece que puede ser reparable. Pues bien, puedes hacerlo, pero antes considera leer detenidamente este artículo donde te explicamos los pros y contras de comprar un automóvil con título salvage.

¿Qué es un título salvage? 

  1. El título salvage es una denominación de marca de vehículo que representa un automóvil que ha sido dañado o considerado una pérdida total por la compañía de seguros, la cual ha pagado un reclamo sobre él.
  2. Un vehículo también se considera como “salvage” cuando la aseguradora determina que el costo de reparación es excesivo en comparación con su valor de mercado.
  3. El título salvage también se otorga a vehículos con problemas que son fáciles de resolver, o, a veces, automóviles con daños menores e insignificantes. Estos “autos con título salvage no tan dañados” tienen un costo realmente bajo y esta es la razón por la cual los coleccionistas y concesionarios de automóviles invierten en ellos. Sin embargo, aún así muchos expertos recomiendan a los interesados y posibles compradores que sean cautelosos al adquirir vehículos de título salvage, ya que podrían terminar gastando su dinero en un auto con daños irreparables. 

Los pros de un carro con título salvage

En la mayoría de los casos el precio es muy, pero muy atractivo

Este es, por mucho, el gran pro de comprar un título salvage: Puedes ahorrar mucho dinero. Los autos con título salvage son relativamente baratos, a veces incluso se venden por centavos de dólar. ¡Y si eres una persona creativa, puedes llegar a ver un gran potencial donde nadie ve más que chatarra inservible!

Ahora bien, tal potencial viene en dos formas. Primero, es posible que desees ese vehículo porque es un tesoro de repuestos, y muchos aficionados a los automóviles compran automóviles salvage por esa razón. En segundo lugar, es posible que desees reparar el vehículo para usarlo en tu día a día, especialmente si tienes el deseo y/o los medios para reparar automóviles a un bajo costo.

Podrías terminar teniendo suerte

Las aseguradoras que declaran la destrucción total del vehículo, lo hacen cuando el costo del arreglo es demasiado comparado con el valor del auto. Pero existe la posibilidad de que la compañía simplemente no haya examinado lo suficiente el daño del automóvil antes de tomar una decisión. Al mirar cuidadosamente autos con título salvage, puedes encontrar una gema oculta y serías tú el que seguramente terminará ganando.

Los contras de un título salvage

Antes de comprar un auto de titulo salvage debes estar total y completamente seguro de que puedes repararlo de manera relativamente barata, o que puedes permitirte invertir mucho tiempo y dinero en las reparaciones. 

A veces, el daño puede ser extenso pero no fácilmente detectable, como un chasis doblado o fallas eléctricas debido a daños por inundación. A menos que seas un experto, asegúrate de que un mecánico de confianza también lo revise detenidamente y te dé su opinión al respecto.

Sigue leyendo: Cómo limpiar un título salvage

El título salvage es para siempre

La marca de salvage es permanente, así que una vez que un auto la recibe es literalmente imposible cambiarla. Ni siquiera en el caso de que sea reparado y devuelto a una condición casi nueva. De hecho, en la mayoría de los estados, una vez que un vehículo salvage vuelve a estar en orden de funcionamiento seguro, debe ser inspeccionado y aprobado por el DMV para que el propietario pueda conducirlo legalmente.

En este caso, el título salvage del auto será renombrado como «reconstruido», pero todos sabrán que el vehículo alguna vez fue inoperable. Y si bien esto es mejor que tener un título salvage, tener un título reconstruido significa un precio de venta significativamente menor si decides venderlo más adelante, independientemente del tiempo, el esfuerzo y el dinero que hayas invertido en él.

El seguro será una gran molestia

Es común que las compañías de seguros pongan peros al momento de conceder pólizas a vehículos reconstruidos que anteriormente fueron de título salvage. La razón principal es que si tienes un accidente, la aseguradora puede tener dificultades para determinar si éste es culpa o no de un problema técnico antiguo mal solucionado. Además, ya que el auto fue considerado como no apto para circular, las probabilidades de que se descomponga nuevamente, o cause un accidente grave, son mayores que para un vehículo que nunca ha tenido un accidente.

De hecho, algunas compañías de seguros simplemente no otorgan pólizas para autos salvage. Y es probable que las que lo hagan te cobren un ojo de la cara. Por lo tanto, si estás considerando reparar un auto salvage, asegúrate de buscar primero una compañía de seguros que esté dispuesta a asegurar el vehículo. Ahora bien, si ya tienes un auto y este sería el segundo o tercero, ponte en contacto con tu proveedor de seguros. Después de todo, puede ser más fácil llegar a un acuerdo con alguien que ya conoces.

En conclusión

¿Vale la pena comprar un vehículo de título salvage? Pues bien, todo se reduce a la cantidad de tiempo y dinero que estás dispuesto a invertir, tu nivel de comodidad y tu atención al detalle. Si te gusta la idea de trabajar en un automóvil de este tipo, pasar largas horas buscando compañías de seguros, someterte a montones de papeleo y tener que lidiar con un sinfín de problemas adicionales, entonces tal vez un vehículo de título salvage sea para ti. Solo asegúrate de saber en qué te estás metiendo antes de dar el paso; de lo contrario, puede convertirse en un gran dolor de cabeza.

Si no vas a hacerte cargo de la reparación con tus propias manos, asegúrate de contar con un mecánico realmente excelente y económico que sea capaz de conseguir repuestos a bajo costo.

¿Qué es lo más importante a tener en cuenta al comprar un automóvil salvage? 

Existe mucha información sobre la compra de autos de título salvage, pero hay ciertos detalles que sin duda alguna deben estar primeros en tu lista. Por ejemplo, sí o sí tienes que asegurarte de que el vehículo sea seguro. Al fin y al cabo, existen varias razones por las cuales un vehículo puede terminar clasificado como salvage. El vehículo podría haber sufrido daños por inundaciones o incendios, o haber sufrido un accidente muy grave. Te recomendamos que tomes nota de qué daño sufrió el vehículo y qué efecto tuvo en el equipamiento de seguridad.

Sigue leyendo: 

¡Comparte nuestro artículo!


Artículos relacionados:

Deja un comentario

¡NO sigas este enlace o serás bloqueado en este sitio!