¿Qué es el VAT en Estados Unidos?

El IVA (impuesto sobre el valor añadido) o VAT (Value-Added Tax) es un impuesto al consumo que se aplica a un producto siempre que se añada valor en cada etapa de la cadena de suministro, desde la producción hasta el punto de venta.

La cantidad de IVA que el usuario paga es sobre el costo del producto, menos cualquiera de los costos de los materiales utilizados en el producto que ya han sido gravados.

Más de 160 países de todo el mundo utilizan el VAT o IVA, siendo más común en la Unión Europea. Sin embargo, no está exento de controversia. Los defensores dicen que aumenta los ingresos del gobierno sin castigar la ganancia o la riqueza, como lo hacen los impuestos sobre la renta, y que es más simple y más estandarizado que un impuesto tradicional sobre las ventas, con menos problemas de cumplimiento. Los críticos sostienen que el IVA es esencialmente un impuesto regresivo que ejerce una mayor presión económica sobre los contribuyentes de ingresos más bajos y también añade cargas burocráticas para las empresas.

El impuesto sobre el valor añadido o VAT se basa en el consumo de los contribuyentes y no en sus ingresos. A diferencia del impuesto progresivo sobre la renta, que grava con mayores impuestos a los asalariados de mayor nivel, el VAT se aplica por igual a todas las compras.

Información clave:

  • El IVA o VAT (Value-Added Tax), se añade a un producto en cada punto de la cadena de suministro donde se añade valor.
  • Los defensores del VAT afirman que aumentan los ingresos del gobierno sin castigar la ganancia o la riqueza, mientras que los críticos dicen que este impuesto ejerce una mayor presión económica sobre los contribuyentes de menores ingresos y las cargas burocráticas de las empresas.
  • Aunque muchos países industrializados tienen VAT (Value-Added Tax) Estados Unidos no es uno de ellos.

Cómo funciona el VAT o Impuesto al Valor Agregado

Se aplica el VAT en cada punto del proceso de fabricación-distribución-venta de un artículo. El impuesto se evalúa y recauda en cada etapa, en contraste con un impuesto sobre las ventas, que sólo es evaluado y pagado por el consumidor al final de la cadena de suministro.

Digamos, por ejemplo, que “Dulce” es un caramelo caro fabricado y vendido en un país llamado XY. Este país tiene un 10% de impuesto al valor agregado. Así es como el IVA funcionaría:

El fabricante de Dulce compra la materia prima por 2 dólares, más un IVA de 20 centavos (pagadero al Estado XY) por un precio total de 2,20 dólares.

El fabricante luego vende Dulce a un minorista por 5 dólares más un IVA de 50 centavos por un total de 5,50 dólares. Sin embargo, el fabricante sólo le da 30 centavos a XY, que es el IVA total en este momento, menos el IVA anterior cobrado por el proveedor de la materia prima. Ten en cuenta que los 30 centavos también equivalen al 10% del margen bruto del fabricante de 3 dólares.

Finalmente, el minorista vende Dulce a los consumidores por $10 más un IVA de $1 para un total de $11. El minorista le da 50 centavos a XY, que es el total del IVA en este punto ($1), menos los 50 centavos de IVA previos cobrados por el fabricante. Los 50 centavos también representan el 10% del margen bruto del minorista sobre Dulce.

Las naciones industriales que han adoptado un sistema de VAT han tenido resultados mixtos, con un estudio que señala que cualquier país que hace el cambio siente un impacto negativo inicial por la reducción de los ingresos fiscales.

Impuesto al Valor Agregado (VAT) vs. Impuesto sobre las ventas

El VAT y los impuestos sobre las ventas pueden recaudar la misma cantidad de ingresos; la diferencia radica en el momento en que se paga el dinero y por quién. Aquí hay un ejemplo que asume (de nuevo) un IVA del 10%:

  • Un agricultor vende trigo a un panadero por 30 centavos. El panadero paga 33¢; los 3¢ adicionales representan el IVA, que el agricultor envía al gobierno.
  • El panadero usa el trigo para hacer pan y vende un pan a un supermercado local por 70¢. El supermercado paga 77 centavos, incluyendo 7 centavos de IVA. El panadero envía 4 centavos al gobierno; los otros 3 centavos los paga el granjero.
  • Finalmente, el supermercado vende la barra de pan a un cliente por 1$. De los 1,10$ pagados por el cliente, o el precio base más el IVA, el supermercado envía 3¢ al gobierno.

Al igual que con el tradicional 10% de impuesto de venta, el gobierno recibe 10 centavos por una venta de un dólar. El IVA difiere en que se paga en diferentes puntos de la cadena de suministro: el agricultor paga 3 centavos, el panadero 4 centavos y el supermercado 3 centavos.

Sin embargo, el VAT o IVA ofrece ventajas sobre el impuesto nacional de ventas. Es mucho más fácil de rastrear. Se conoce el impuesto exacto que se cobra en cada etapa de la producción. Con un impuesto de ventas, el monto total se paga después de la venta, lo que dificulta la asignación a etapas específicas de producción. Además, debido a que el IVA sólo grava cada adición de valor, no la venta de un producto en sí, se asegura que el mismo producto no sea gravado doblemente.

Consideraciones especiales

Ha habido mucho debate en los EE.UU. sobre el reemplazo del actual sistema de impuestos sobre la renta con un VAT federal. Los defensores afirman que aumentaría los ingresos del gobierno, ayudaría a financiar los servicios sociales esenciales y reduciría el déficit federal. Recientemente, el candidato presidencial demócrata Andrew Yang abogó por un VAT.

En 1992, la Oficina de Presupuesto del Congreso realizó un estudio económico sobre la implementación de este impuesto. En ese momento, la CBO concluyó que un IVA agregaría sólo 150 mil millones de dólares en ingresos anuales, o menos del 3% de la producción nacional. Si se ajustan 150.000 millones de dólares a los dólares de 2020, se llega a poco menos de 275.000 millones de dólares; el 3% del producto interno bruto (PIB) del tercer trimestre de 2019, de 21,53 billones de dólares, se llega a poco más de 650.000 millones de dólares. Usando estas aproximaciones, se puede estimar que un IVA podría recaudar entre 250.000 y 500.000 millones de dólares en ingresos para el gobierno.

Por supuesto, estas cifras no tienen en cuenta todos los impactos externos de un sistema de IVA. Un IVA cambiaría la estructura de la producción en los Estados Unidos. Y sería debido a que no todas las empresas serían igualmente capaces de absorber el aumento de los costos de los insumos. Se desconoce si los ingresos adicionales se utilizarían como excusa para pedir más dinero prestado (ya comprobado es el caso en Europa) o para reducir los impuestos en otras áreas, haciendo potencialmente neutral el presupuesto del IVA.

Algunos datos estadísticos

El Instituto Baker, junto con Ernst & Young, realizó un análisis macroeconómico del IVA en 2010. Las tres conclusiones principales fueron que el IVA reduciría el gasto minorista en 2,5 billones de dólares en 10 años, la economía podría perder hasta 850.000 puestos de trabajo sólo en el primer año y el IVA tendría «importantes efectos redistributivos» que perjudicarían a los trabajadores actuales.

Tres años después, en un informe de la Institución Brookings de 2013, William Gale y Benjamin Harris propusieron un IVA para ayudar a resolver los problemas fiscales del país a raíz de la Gran Recesión. Ellos calcularon que un 5% de IVA podría reducir el déficit en 1,6 billones de dólares en 10 años y aumentar los ingresos sin distorsionar las opciones de ahorro e inversión.

Ventajas y desventajas de un VAT o impuesto al valor agregado (IVA)

Además de los argumentos fiscales, los partidarios de un IVA en los Estados Unidos sugieren que la sustitución del actual sistema de impuesto sobre la renta por un IVA federal tendría otros efectos positivos.

Ventajas:

  • Sustituir el VAT por otros impuestos cerraría las lagunas fiscales.
  • Un VAT proporciona un incentivo más fuerte para ganar más dinero que un impuesto progresivo sobre la renta.

Desventajas:

  • El VAT crea costos más altos para las empresas.
  • Fomenta la evasión de impuestos.
  • Entra en conflicto con la capacidad de los gobiernos estatales y locales para establecer sus propios niveles de impuestos sobre las ventas.
  • Los costos transferidos llevan a precios más altos, una carga particular para los consumidores de bajos ingresos.

Ventaja: Cerrar las lagunas fiscales

Los defensores sostienen que el VAT no sólo simplificaría enormemente el complejo código fiscal federal y aumentaría la eficiencia del Servicio de Impuestos Internos (IRS o Internal Revenue Service), sino que también haría mucho más difícil evadir el pago de impuestos.

Un IVA o VAT recaudaría los ingresos de todos los bienes vendidos en América, incluyendo las compras en línea. Complementaria los esfuerzos por cerrar las lagunas fiscales. Estas permiten a las empresas de Internet evitar cobrar impuestos a los clientes en los estados donde no tienen un negocio físico. Los impuestos no pagados sobre las ventas en línea cuestan a los estados miles de millones en ingresos potenciales. Un dinero que podría financiar las escuelas, la aplicación de la ley y otros servicios.

Ventaja: Un mayor incentivo para ganar

Si un VAT suplanta el impuesto sobre la renta americano, elimina el desincentivo de proceder a la denuncia contra tales sistemas de impuestos progresivos: Los ciudadanos se quedan con más dinero y sólo se ven afectados por los impuestos cuando compran bienes. Este cambio no sólo confiere un mayor incentivo para ganar, sino que también fomenta el ahorro y desalienta los gastos frívolos (en teoría).

Desventaja: Costos más altos para las empresas

Los opositores, sin embargo, señalan muchos posibles inconvenientes de un IVA o VAT, incluido el aumento de los costos para los propietarios de empresas en toda la cadena de producción. Dado que este impuesto se calcula en cada paso del proceso de venta, la contabilidad por sí sola resulta en una mayor carga para una empresa, que luego transfiere el costo adicional al consumidor.

Se vuelve más complejo cuando las transacciones no son meramente locales sino internacionales. Los diferentes países pueden tener diferentes interpretaciones sobre cómo se calcula el impuesto. Esto no sólo añade otra capa a la burocracia, sino que también puede dar lugar a demoras innecesarias en las transacciones.

Desventaja: Fomento de la evasión fiscal

Adicionalmente, aunque un sistema de VAT puede ser más simple de mantener, es más costoso de implementar. La evasión fiscal puede continuar, incluso ser generalizada, si el público en general no le da su apoyo incondicional. Las empresas más pequeñas, en particular, pueden evadir el pago del VAT preguntando a sus clientes si necesitan un recibo, añadiendo que el precio del producto o servicio que se adquiere es más bajo si no se emite un recibo oficial.

Desventaja:Conflictos con los gobiernos estatales y locales

En los EE.UU. un VAT federal también podría crear conflictos con los gobiernos estatales y locales de todo el país, que actualmente fijan sus propios impuestos sobre las ventas a tasas variables.

Desventaja: Precios más altos, especialmente para los consumidores de bajos ingresos.

Los críticos también señalan que los consumidores suelen terminar pagando precios más altos con un VAT o IVA. Aunque este impuesto, teóricamente, distribuye la carga fiscal sobre el valor añadido de un bien a medida que avanza en la cadena de suministro, desde la materia prima hasta el producto final, en la práctica el aumento de los costos suele trasladarse al consumidor.

Conclusión

Los consumidores en mejor situación económica podrían beneficiarse en última instancia si el IVA sustituyera al impuesto sobre la renta. Al igual que con otros impuestos fijos, el impacto del IVA se sentiría menos en los ricos y se cargaría más en los pobres, que gastarían un mayor porcentaje de su salario neto en necesidades.

En resumen, los consumidores de ingresos más bajos pagarían una proporción mucho mayor de sus ingresos en impuestos con un sistema de VAT. Eso podría mitigarse en cierta medida si el gobierno excluyera del VAT ciertos bienes domésticos o alimentos necesarios o proporcionara reembolsos o créditos a los ciudadanos de ingresos bajos para compensar los efectos del impuesto.

Sigue leyendo:

¡Comparte nuestro artículo!


Artículos relacionados:

Deja un comentario

¡NO sigas este enlace o serás bloqueado en este sitio!