Licencia para vender comida en Florida ¿Cómo obtenerla?

En tiempos de crisis, muchas personas buscan reinventarse, ya sea dedicándose a algo -hasta ahora- completamente nuevo para ellos o iniciando su propio negocio. Si eres uno de estos nuevos emprendedores y te gustaría poner un food truck mexicano o un restaurante de comida italiana en el futuro cercano, ¡espera! Tener la idea en mente, el dinero, el local y el cocinero no es suficiente. También necesitarás obtener una licencia para vender comida en Estados Unidos, específicamente en el estado de Florida.

Si piensas que puedes dejar esto para un par de días antes de abrir, pero no deberías. Obtener una licencia para vender comida en Florida demanda organización, determinación, preparación y, por supuesto, suficiente dinero como para poder pagar las tarifas iniciales del procedimiento. 

Sin embargo -y aunque este trámite te parezca una piedra en el camino- es importante que tengas todo listo antes de ponerte a servir tus deliciosos platillos. De lo contrario, las autoridades podrían ponerte una multa, o mucho peor: cerrar las puertas de tu recién abierto negocio.

¿Nuestra recomendación? Antes de lanzarte al agua, asegúrate de que tu empresa está lista para comenzar en el sector de la restauración y hostelería. Recuerda que necesitas licencias estatales y también locales.

Licencia para vender comida en Florida

¿Cómo obtener una licencia para vender comida en Florida?

Lo primero que debes hacer para obtener tu licencia de alimentos es identificar el departamento al que debes acudir. En Florida, hay tres departamentos que se encargan de emitir estos permisos:

  • El Departamento de Salud
  • El Departamento de Regulación Comercial y Profesional
  • El Departamento de Agricultura y Servicios al Consumidor

Por supuesto, no tendrás que ir a los tres de forma simultánea o separada. Y es que, cada uno de ellos se especializa en la emisión de diferentes tipos de licencias, como veremos a continuación:

Licencias emitidas por el Departamento de Salud

El Departamento de Salud tiene un alcance limitado en materia de alimentación. ¿Qué quiere decir esto? Que no se encarga de la emisión de muchas licencias para vender comida en Florida, sino de unas cuantas. Por lo general, el Departamento de Salud solo le entrega permisos a los restaurantes y cafeterías escolares, aquellos negocios de comida que se encuentran dentro de organizaciones cívicas o fraternidades, a los bares, a los salones de baile y a los teatros.

Por ende, si lo que quieres es montar un food truck o vender comida ambulante, no necesitas acudir al Departamento de Salud de Florida, aunque sí es posible que debas visitar el Departamento de Salud de tu condado

Nota: ¿No sabes si necesitas una licencia del Departamento de Salud? Comunícate con un representante del departamento estatal o condal y pide asesoramiento.

Licencias emitidas por el Departamento de Regulación Comercial y Profesional

El Departamento de Regulación Comercial y Profesional (conocido también como DBPR) es, generalmente, la oficina a la que todos acuden. Si estás pensando en tener un carrito de hot dogs o de burritos, necesitarás la licencia para vender comida del DBPR. Para poder calificar y obtener el permiso, se requiere:

  • Que tengas un vehículo móvil acondicionado para servir comida.
  • Que la cocina cuente con un espacio apropiado para lavar platos y utensilios.
  • Que el vehículo tenga también instalaciones para el aseo y limpieza de los cocineros.
  • Que tu próximo food truck cuente con un refrigerador y congelador apropiado para el almacenamiento de alimentos.

Por supuesto, el vehículo también necesita tener conectividad eléctrica, un servicio de aguas negras, conexión de agua y alcantarillado o, en caso de no tenerlo, entregar acuerdo de economato firmado por el restaurante que te prestará los servicios.

Consejo: Para solicitar una licencia MFDV (Mobile Food Dispensing Vehicle) necesitarás reunir los recaudos, tener un EIN o Tax ID, solicitar la licencia en línea, fijar un día para la inspección y pasarla. Si tienes preguntas o dudas sobre el proceso, comunícate con un representante del DBPR.

Licencias emitidas por el Departamento de Agricultura y Servicios al Consumidor

El Departamento de Agricultura y Servicios al Consumidor se encarga de la emisión de licencias para vender alimentos preenvasados, alimentos a granel no peligrosos -como las popcorns o el algodón de azúcar), zumos de frutas fresca y pescados que no requieran de ningún tipo de procesamiento. 

Para poder obtener la licencia del Departamento de Agricultura y Servicios al Consumidor, necesitarás encontrar a un restaurante o cocina profesional que se comprometa a facilitarte acceso a sus instalaciones. ¿Para qué? Para que puedas preparar los alimentos para la venta. 

En este caso -y siempre que los alimentos necesiten una preparación previa- tendrás que entregar una carta de acuerdo de economato (firmada por el restaurante) y obtener, además, un permiso en el Departamento de Regulación Comercial Profesional.

Nota: Podrás completar tu solicitud de licencia por correo postal o en línea. Después de enviar tu solicitud, deberás esperar a que un representante del departamento correspondiente se comunique contigo para concertar una cita para la inspección. Si pasas la inspección, te emitirán la licencia. En este momento, tendrás que pagar también las tarifas conexas.

Además de una licencia para vender comida en Florida, ¿necesito una licencia local?

Lo cierto es que sí. Lamentablemente, las licencias estatales son tan solo el primer paso para tener tu permiso y así poder vender alimentos en Florida. ¿Qué más debes hacer? Pues, averiguar si debes tramitar algo más según las regulaciones de tu ciudad o condado. 

Vamos a poner un ejemplo para que lo veas con más claridad. En Key West, hay un total de 25 licencias para vendedores ambulantes de alimentos disponibles y puedes solicitar una cada año en el mes de noviembre. En Orlando, deberás enviar tu solicitud en conjunto con la licencia para vender comida en Florida. También estarás obligado a enviarles tu último recibo de impuestos comerciales para poder completar el proceso. 

Como ves, cada ciudad o condado es diferente. Algunas ciudades tienen restricciones en materia de operatividad, mientras que en otras tendrás la libertad de elegir la zona más adecuada para tu negocio. Una vez que hayas completado todo el proceso, tendrás que pasar -nuevamente- una inspección, pero en este caso, el inspector será condal. 

Sigue leyendo:



Artículos relacionados:

Deja un comentario

Créditos en USA