Las ventajas y desventajas del seguro para mascotas

Las ventajas y desventajas del seguro para mascotas
10
min de lectura

foto de perfil

Editado por

Compromiso editorial

Si bien no somos asesores financieros, nos esforzamos por ayudarte a tomar decisiones financieras más inteligentes. Aunque nos adherimos a una estricta integridad editorial, este post puede contener referencias a productos publicitados. Aquí tienes una explicación de cómo ganamos dinero.

Mas información

Lo que debes saber

El seguro para mascotas cubre accidentes, enfermedades, pruebas, procedimientos y medicamentos recetados.

No cubre condiciones preexistentes, problemas durante el período de espera y montos que superen el límite anual.

El costo promedio mensual oscila entre $23 y $90 para perros y $9 y $37 para gatos, variando según factores como tipo de mascota, cobertura y ubicación.

Si tienes un compañero de vida animal o estás pensando en incorporar uno a la familia, es importante que conozcas las ventajas y desventajas del seguro para mascotas, y así poder tomar una decisión informada.

Analizamos la mayoría de los prestadores de seguros para mascotas de Estados Unidos y evaluamos los servicios que ofrecen a sus clientes y determinamos una serie de puntos a favor y en contra.

Noticias Relacionadas

En términos generales, las ventajas y desventajas del seguro para mascotas son las siguientes:

Ventajas de un seguro para mascotas Desventajas de un seguro para mascotas
Reduce gastos veterinarios Pagas y, luego, recibes el reembolso
Protege de lo inesperado Pueden existir límites anuales o de por vida
Permite controlar tu presupuesto No se cubren condiciones preexistentes
Se adapta a tus necesidades Las primas pueden aumentar con el tiempo
Cubre cualquier veterinario matriculado
Permite ahorrar a largo plazo
Asegura el bienestar de tu mascota

En este artículo conocerás en detalle cada una de las ventajas y desventajas mencionadas, qué es y cómo funciona un seguro de vida para mascotas, qué cubre, cuál es el costo aproximado y cuáles son los factores que encarecen las primas del seguro.

Ventajas de un seguro para mascotas

Obtener un seguro para mascotas en Estados Unidos puede tener varias ventajas, como por ejemplo:

  • Reducir los gastos veterinarios, tanto de las consultas rutinarias como de las emergencias o los tratamientos especiales. Algunas pólizas pueden reembolsarte hasta el 90% de los costos aprobados y cubiertos.
  • Protegerte de lo inesperado, como accidentes, enfermedades o lesiones que requieran atención inmediata. Así, no tendrás que preocuparte por salir de deudas y podrás enfocarte en la salud de tu mascota.
  • Permitir el control de tu presupuesto familiar, ya que sabrás cuánto pagarás mensualmente por el seguro y evitarás gastos imprevistos.
  • Elegir el nivel de cobertura según tus necesidades y las de tu mascota. Hay planes con diferentes opciones de límite anual, deducible y porcentaje de reembolso. También hay planes que incluyen cuidados preventivos y de bienestar, como limpieza dental y vacunas.
  • Solicitar los servicios de cualquier veterinario, sin tener que preocuparte por redes o restricciones. El seguro para mascotas te permite usar cualquier veterinario licenciado en el país, incluso si viajas con tu mascota dentro del territorio nacional.
  • Ahorrar dinero a largo plazo, si obtienes el seguro de forma temprana. Las pólizas de seguro no cubren los gastos relacionados con condiciones preexistentes. Asegura a tu mascota antes de que desarrolle alguna enfermedad o problema de salud.
  • Mantener a tu mascota saludable y feliz, es lo más importante para cualquier dueño responsable. El acceso a la atención veterinaria regular y de calidad puede mejorar la vida y la longevidad de tu compañero.

Desventajas de un seguro para mascotas

Un seguro para mascotas también puede tener algunas desventajas, como las siguientes:

  • Tendrás que pagar por adelantado los servicios veterinarios y esperar el reembolso. Las pólizas no hacen pagos directos al veterinario: deberás disponer de dinero suficiente para pagar los gastos y luego enviar el reclamo a la aseguradora.
  • Pueden existir límites anuales o de por vida en la cobertura. Algunos seguros para mascotas establecen un monto máximo a pagar (por año o de por vida). Si las facturas del veterinario exceden el límite, tendrás que asumir el resto de los gastos.
  • No cubren las condiciones preexistentes. Si tu mascota tiene algún problema de salud antes de contratar el seguro, es muy probable que la póliza no cubra los gastos relacionados. Esto puede hacer que el seguro sea menos útil.
  • Las primas pueden aumentar con el tiempo. A medida que tu mascota envejece o desarrolla alguna condición crónica, es posible que tengas que pagar más o cambiar a un plan con menos beneficios.
IMPORTANTE: La mayoría de las aseguradoras tardan entre 15 y 30 días en procesar los reclamos de reembolso. Si el veterinario se demora en presentar los registros de tu mascota, los tiempos pueden alargarse. Recibir el reembolso por cheque puede tardar 10 días hábiles más, mientras que el depósito directo se efectúa entre 1 y 2 días hábiles.

¿Qué es un seguro para mascotas y cómo funciona?

Un seguro para mascotas es un servicio que ofrecen algunas compañías para cubrir los costos médicos de tus animales. Hay tres tipos principales de planes: sólo accidentes; accidentes y enfermedades; y bienestar o cuidados preventivos.

Cada plan tiene diferentes deducibles, porcentajes de reembolso y límites anuales. Escoge el que mejor se adapte a tus necesidades y las de tu mascota, y abona la prima mensual o anual (que variará según la edad, la raza, el tamaño y la salud de tu mascota).

Cuando tu mascota necesite atención veterinaria por una condición cubierta por el plan, puedes llevarla al veterinario y hacerla tratar, pagar la factura por adelantado y luego enviar el reclamo a la aseguradora para que te reembolse una parte de los costos.

Ten en cuenta que el seguro para mascotas no cubre todas las condiciones o procedimientos veterinarios, ni los costos que superen el límite anual o de por vida del plan.

¿Qué cubre el seguro para mascotas y qué no?

El seguro para mascotas cubre: El seguro para mascotas no cubre:
Accidentes o lesiones como envenenamientos, esguinces o roturas de ligamentos. Condiciones preexistentes.
Enfermedades comunes y graves, como infecciones, vómitos, diabetes o problemas del corazón. Cualquier problema que se manifieste durante el período de espera, que suele ser de entre 10 a 30 días.
Pruebas y diagnósticos, como análisis de sangre, ecografías o tomografías. Montos que superen el límite establecido por año o por vida del animal.
Procedimientos como cirugías, endoscopías o quimioterapia. Pagos inmediatos. El responsable de la mascota debe abonar las facturas y, luego, solicitar los reintegros correspondientes.
Medicamentos recetados.
Tratamientos holísticos y alternativos, como acupuntura o quiropráctica.
Cuidados preventivos, como vacunas, cheques, prevención de pulgas, etc.

Ten en cuenta que lo descrito en el cuadro puede cambiar según el prestador de servicios.

¿Cuánto cuesta un seguro para mascotas en Estados Unidos?

El costo mensual promedio de un seguro para mascotas oscila entre $23 y $90 para perros, y entre $9 y $37 para gatos. Los montos de las primas dependen del tipo de mascota, el nivel de cobertura, el deducible, el porcentaje de reembolso y la compañía.

Asegurar perros suele ser más caro que asegurar gatos, y las mascotas mayores o de razas propensas a enfermedades pagan primas más altas. Los planes con mayor cobertura, menor deducible y mayor porcentaje de reembolso suelen ser más costosos.

El costo del seguro para tu mascota variará también de acuerdo a dónde vivas, ya que el costo de la atención veterinaria es diferente según la zona: la media de una visita al veterinario en New York es de $94, mientras que en Oklahoma es de $46.

¿Qué perros están obligados a tener seguro?

No hay una respuesta única, ya que las leyes y regulaciones sobre el seguro para mascotas varían según donde te encuentres. Sin embargo, evalúa estos factores que pueden influir en la obligatoriedad o la conveniencia de tener un seguro:

  • Legislación específica de la raza (Breed-specific Legislation). Algunos estados o ciudades identifican a ciertas razas de perros (pastor alemán, rottweiler o pitbull) como peligrosas y requieren ciertos límites de cobertura de responsabilidad civil.
  • Responsabilidad por mordeduras. En los “estados de responsabilidad estricta” (strict liability states), los dueños son responsables por cualquier daño que cause su perro al morder a alguien, sin importar si había antecedentes de agresividad o no. En los “estados de una sola mordida” (one bite states), los dueños sólo son responsables si sabían que su perro era propenso a morder.
  • El costo de una demanda. Las víctimas de un ataque canino pueden demandar a los dueños de los perros por los gastos médicos, el dolor y el sufrimiento, la pérdida de ingresos y otros daños, por montos que superaron los $64,000 en 2022.

Sobre el autor

Daniel tiene años de experiencia en el mundo de las finanzas y ayudas en USA. Esto le permite brindar la información más actualizada y completa posible. Su objetivo es que los lectores de la página puedan establecerse con mayor facilidad en Estados Unidos y mejorar sus finanzas personales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Relacionados

En esta página

Noticias destacadas

¡Únete a nuestro Newsletter!

Subscríbete a nuestra lista de mails y noticias actuales

¡Únete a nuestro Newsletter!

Subscríbete a nuestra lista de mails y últimas noticias.

Por favor, activa JavaScript en tu navegador para completar este formulario.