Diferencias entre la tarjeta WIC y los cupones de alimentos de SNAP

Estados Unidos tiene diversos programas federales para garantizarle una vida digna a las personas vulnerables y de bajos recursos, como viviendas para mujeres solteras, veteranos y ancianos; préstamos hipotecarios sujetos a una baja tasa de interés; planes de salud accesibles y subsidios económicos para familias que se encuentren por debajo de la línea de pobreza. Existen dos que son muy populares y a continuación analizaremos sus diferencias (WIC vs SNAP).

El Programa de Cupones para Alimentos (SNAP) y el Programa Especial de Nutrición Suplementaria para Mujeres, Bebés y Niños (WIC) son los más requeridos. Pero, ¿qué diferencia una tarjeta WIC de los cupones de alimentos? ¿Son lo mismo? Veámoslo de seguida.

¿Qué es el Programa WIC para mujeres, bebés y niños?

El Programa WIC (oficialmente, Programa Especial de Nutrición Suplementaria para Mujeres, Bebés y Niños) está diseñado para que las mujeres y niños de bajos recursos puedan mantener una alimentación saludable.

Este programa se considera una ayuda a corto plazo, es decir, puntual; y está dirigido, principalmente, a madres con bebés y niños que tengan cinco años de edad o menos.

¿Qué es el Programa de Cupones para Alimentos SNAP?

A estas alturas, es posible que quieras conocer la diferencia de WIC vs SNAP. Veamos: si bien ambos son programas de nutrición del gobierno de los Estados Unidos que brindan beneficios a personas vulnerables y de bajos recursos, tienen diferentes procesos de selección, requisitos y condiciones de elegibilidad. Incluso los beneficios son distintos entre ellos.

El Programa de Asistencia Nutricional Suplementaria (SNAP o Supplemental Nutrition Assistance Program) es uno de los programas de ayuda alimentaria más grande de los Estados Unidos. De hecho, protege a millones de personas, familias y ancianos de edad avanzada o con enfermedades crónicas. Una vez que una persona califica como beneficiaria de SNAP podrá comprar una gran variedad de alimentos en los supermercados, tiendas de conveniencia y mercados de agricultores locales. Para comprobarlo, bastaría con revisar todo lo que se puede adquirir con la tarjeta EBT.

En cambio, el WIC se enfoca en asegurarle alimentos específicos a las mujeres, niños y bebés en estado de desnutrición o que tengan una dieta deficiente, ya sea durante la lactancia o en los primeros años de desarrollo. Por tanto, los beneficios que obtienen los ciudadanos con SNAP son muy diferentes a los de una tarjeta WIC, al menos si consideramos el objeto de ambos programas. Además, el proceso de solicitud y selección de SNAP es mucho más extenso y exhaustivo que el de WIC. ¿Por qué? Pues, principalmente, porque la cantidad de beneficios que reparte SNAP es mucho más alta que la del Programa WIC.

Incluso los métodos que se utilizan para repartir los beneficios son distintos en ambos programas.

WIC vs SNAP

Para comprender las diferencias entre las tarjetas WIC vs los cupones de alimentos de SNAP, basta con comparar ciertas características. Hagamos este ejercicio mientras respondemos algunas preguntas:

¿Cómo solicitar ayuda inmediata para conseguir alimentos en WIC y SNAP?

Antes de solicitar una tarjeta de WIC o los cupones de SNAP, debes buscar cuál es el departamento o agencia que se encarga de gestionar cualquiera de estos programas en tu estado. Recuerda que la repartición de este tipo de beneficios suede estar a cargo de un departamento de servicios sociales o una agencia de planificación familiar.

Una vez que sepas cuál es el departamento que se encarga de recibir las aplicaciones, tendrás que presentar la solicitud para SNAP. Si te aceptan en el programa SNAP, estás embarazada y tus ingresos no son tan altos como para mantener una alimentación saludable, serás elegible automáticamente para los beneficios de WIC.

Hay varias formas de presentar la solicitud para el Programa SNAP: en línea, en persona o por correo postal. No obstante, el procedimiento y medios de solicitud admitidos dependerá de cada estado. Para cerciorarte de cuáles son los pasos que debes hacer antes presentar tu solicitud, comunícate con la agencia estatal correspondiente y pide información detallada.

Aunque también puedes presentar la solicitud para una tarjeta WIC en línea, esta opción no está disponible en todos los estados (aunque esto está sujeto a cambios por la pandemia de Coronavirus). Usualmente, el método de selección de WIC se realiza a través de citas presenciales.

¿Cuáles son los requisitos de WIC y SNAP?

Si bien la tarjeta WIC y los cupones de alimentos SNAP tienen diferentes requisitos de elegibilidad, comparten algunos, en especial en materia de ingresos familiares. Esto se debe a que, en la mayoría de los estados, ambos programas son gestionados por la misma agencia de servicios sociales. Por tanto, no debe sorprenderte que los límites máximos de ingresos que deba tener una familia para calificar en WIC y SNAP sean (prácticamente) los mismos.

Tanto es así que, en algunos casos, puedes calificar automáticamente para la tarjeta WIC con tan solo ser declarado como beneficiario en SNAP. Ahora bien, para cumplir con las condiciones socioeconómicas interpuestas por la agencia, tus ingresos deben estar dentro de lo que se conoce como el Nivel Federal de Pobreza (FPL o Federal Poberty Level). Otro requisito que es igual en ambos programas es la exigencia de que el solicitante resida en el estado. De lo contrario, tendrá que presentar su solicitud en la agencia de la localidad en la que hace su vida.

Principales diferencias en los requisitos de elegibilidad

Una de las diferencias más relevantes en materia de elegibilidad es que el Programa WIC cuenta con criterios de calificación mucho más específicos. Tal como se vio anteriormente, este programa solo está diseñado para brindarle ayuda a las mujeres, niños y bebés de bajos recursos, siempre que cumplan con ciertos criterios de edad y, en el caso de las mujeres, que estén embarazadas, en posparto o en lactancia. En cambio, SNAP no distingue entre el género o la edad.

Otra diferencia importante entre la tarjeta de WIC y los cupones de alimentos SNAP es que, para ser beneficiario de WIC, la agencia evaluará las condiciones de salud de los solicitantes. Eso no sucede en el programa SNAP, a menos que el ciudadano pida ayuda para pagar sus facturas médicas. En el caso de WIC, los representantes examinan a los solicitantes para determinar si están en riesgo de salud o tienen carencias nutricionales. 

De no estarlo, y de no calificar para SNAP, es posible que no puedas obtener los beneficios de este programa. Sin embargo, WIC tiene un punto a favor y es que el criterio de elegibilidad es mucho más flexible cuando se trata de la ciudadanía o del cumplimiento de los requisitos laborales, algo que en las agencias SNAP es mucho más estricto.

Beneficios alimentarios WIC vs SNAP

Tanto WIC como SNAP otorgan beneficios alimentarios a familias y personas vulnerables de bajos recursos. Sin embargo, los tipos de beneficios y la forma en la que se distribuyen son diferentes entre ambos programas.

Cómo se otorgan los beneficios de SNAP

Los beneficiarios de SNAP reciben una transferencia de dinero mensual que pueden usar a través de una tarjeta EBT, conocida como Electronic Benefit Transfer Card. Esta tarjeta funciona de la misma forma que una tarjeta de débito y con ella se pueden comprar una gran variedad de alimentos, ya sea en supermercados, tiendas de conveniencia o mercados locales. Esta es una forma de transferencia de beneficios que se replica en todos los estados del país.

Cómo se otorgan los beneficios de WIC

El programa WIC reparte sus beneficios en cada estado de forma diferente. Los beneficiarios de WIC pueden comprar ciertos alimentos (previamente aprobados en una lista) mediante el uso de cupones, cheques o tarjetas EBT; siempre que visiten las tiendas, empresas y proveedores aprobados por la agencia estatal. En algunos estados, las familias que no tienen fácil acceso a tiendas y supermercados pueden recibir una canasta de víveres directamente en su hogar. Esta es una diferencia importante con SNAP, ya que con la tarjeta EBT los beneficiarios pueden comprar sus propios comestibles.

Nota: Los métodos de transferencia de beneficios de WIC se actualizarán antes del 1 de octubre de 2020, ya que se estableció que todos los estados que gestionan en programa WIC en sus localidades deberán utilizar el método EBT como medio principal de transferencia.

Duración de los beneficios de WIC vs SNAP

Veamos otro factor de distinción. Los beneficios de SNAP están disponibles durante todo el año. Además, pueden extenderse por muchos años más, de ser necesario. La única excepción a esta regla es si la familia está conformada por un solo miembro sin dependientes. En este caso, el beneficiario recibirá ayuda por unos tres meses y, de no cumplir con otros requisitos de elegibilidad, dejará de calificar para el programa.

En el caso de WIC, esto cambia drásticamente, ya que los beneficios de este programa de asistencia son temporales y, por ende, están disponibles por un tiempo mucho más corto. 

¿Qué puedo comprar? WIC vs SNAP

Los beneficios de WIC y SNAP se pueden usar para comprar una larga lista de alimentos destinados a fortalecer el estado de nutrición y bienestar de las familias que califiquen para cualquiera de los programas.

No obstante, los beneficiarios de SNAP tienen mucha más libertad en cuanto a términos de compra se refiere. Con sus tarjetas EBT pueden comprar pasteles, galletas y refrescos; además de los alimentos que necesitan para cubrir su ingesta diaria, como pastas, cereales, granos, carnes, entre otros.

En cambio, la lista de alimentos de WIC limita o prohíbe la compra de este tipo de productos y solo le permite a los destinatarios adquirir víveres nutritivos y suplementos nutricionales. Esta prohibición está diseñada para que las mujeres y niños que muestren un déficit nutricional reciban los alimentos que necesitan para fortalecer su sistema inmunológico, presentar buenos niveles de nutrición, etc. Dentro de los víveres que admite WIC para la compra, encontramos tofu, cereales, fórmula infantil, alimentos para bebés, entre otros. Además, WIC limita también los alimentos por presentación (tamaño), marca y precio.

Restricciones

Los beneficiarios del WIC tienen muchas más restricciones. No pueden comprar las marcas que prefieran (que, en algunos casos, son genéricas y tienen un precio menor) sino las aprobadas por el programa. De hecho, podrían exigirse que presenten informes médicos en caso de que requieran comprar ciertos alimentos y fórmulas no incluidas en la lista. Por ejemplo, para autorizar al beneficiario a comprar una fórmula especial para bebés, se debe comprobar que el niño presenta ciertas condiciones médicas que hacen que necesiten ese producto en particular.

Esto no ocurre con la tarjeta EBT de SNAP. En este caso, los beneficiarios pueden comprar todo tipo de alimentos sin importar la marca o el precio. Esto le da libertad financiera a los usuarios, quienes serán los encargados de administrar los fondos obtenidos apropiadamente. Por supuesto, esto no quiere decir que no haya algunas excepciones de compra con SNAP: comprar productos que estén fuera de la ingesta alimentaria (como productos de limpieza o alimentos para mascotas, por ejemplo) está prohibido.

¿Qué hay de los beneficios adicionales?

Tanto WIC como SNAP ofrecen ciertos beneficios que no están directamente relacionados con la compra de alimentos. Los beneficiarios de ambos programas también tienen acceso gratuito a talleres de educación nutricional que no solo se limitan a enseñarle a los destinatarios sobre cómo llevar una dieta equilibrada, sino también de qué forma pueden elaborar un presupuesto mensual para la compra de víveres.

A los beneficiarios del WIC también se les enseña la importancia de la lactancia materna o de mantener una dieta saludable. Incluso aprenden cómo enriquecer la ingesta diaria de alimentos, cómo planificar las comidas y cómo elaborar platillos sanos y ricos en vitaminas y minerales. Adicionalmente, las agencias encargadas de manejar el programa WIC en el estado cuentan con un equipo de asesores al que los beneficiarios pueden acudir en búsqueda de ayuda, ya sea para obtener exámenes de salud gratuitos o calificar para otros programas federales.

COVID-19: Ayuda inmediata para conseguir alimentos por el coronavirus

Con motivo a la aprobación de la Ley CARES y de la pandemia COVID-19, los programas de ayudas para alimentos SNAP y WIC han flexibilizado sus limitaciones y condiciones de elegibilidad

Por ejemplo, los beneficiarios de SNA pueden:

  • Recibir fondos suplementarios (dependiendo del caso).
  • Recoger las comidas escolares para que sus hijos coman en casa.
Además, las agencias estatales están admitiendo la inscripción en línea en todos los estados del país. Este punto está reservado solo para mujeres embarazadas, familias de bajos recursos, personas mayores, y discapacitados.

Para obtener más información sobre los cambios generados con motivo de la pandemia, no dudes en visitar la sección de ayuda por el COVID-19.

Seguir leyendo: 

¡Comparte nuestro artículo!


Artículos relacionados:

Deja un comentario

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!