¿Cuál es el estatuto de limitaciones por deudas?

El estatuto de limitaciones por deudas es una ley que limita el tiempo que un acreedor puede demandarte para que pagues una deuda.

En este orden de ideas, todas las deudas de los consumidores, desde los saldos de las tarjetas de crédito hasta las facturas médicas, tienen límites en el número de años que los acreedores tienen el derecho legal de demandarte por el pago.

Por lo general, la ley del estado donde vives determina la prescripción de deudas específicas, incluso si adquiriste esa deuda en otro lugar. En algunos estados, la ley de prescripción de las deudas de tarjetas de crédito es de tres años, mientras que en otros es de hasta 10.

Sigue leyendo: ¿Qué es el estatuto de limitaciones en Estados Unidos?

Las reglas pueden variar mucho de un estado a otro. En 22 estados, por ejemplo, el plazo de prescripción de los préstamos privados para estudiantes es de seis años. Sin embargo, algunos acreedores añaden cláusulas a sus acuerdos en las que detallan que las leyes de un estado específico regirán el contrato independientemente de donde viva el cliente.

Ten cuidado si los cobradores de deudas te acosan, porque hacer aunque sea un solo pago en la cuenta de una deuda vencida puede volver a ajustar el reloj y revivir la capacidad del acreedor para demandarte.

Estatutos de limitaciones vs informes de crédito

Muchas personas confunden el estatuto de limitaciones con el límite de tiempo de los informes de crédito. Si bien ambos son plazos relacionados con la deuda, tienen efectos diferentes, y se desencadenan por diferentes acontecimientos en el ciclo de vida de la deuda.

El límite de tiempo de los informes de crédito es la cantidad máxima de tiempo que las agencias de crédito pueden incluir las deudas morosas en un informe de crédito. Para la mayoría de los tipos de cuentas, son siete años a partir de la fecha de la mora. Sin embargo, las quiebras se reportan por diez años. El límite de tiempo de los informes de crédito está dictado por la Ley Federal de Informe de Crédito Justo (FCRA o Fair Credit Reporting Act) y no influye en la ley de prescripción para el cobro de una deuda.

Por otra parte, la prescripción de la deuda es el período de tiempo en que esa deuda es legalmente exigible. Es decir, la cantidad de tiempo que un acreedor o un cobrador puede usar el tribunal para obligarte a pagarla. El período de tiempo comienza en la última fecha de actividad de la cuenta y varía según el estado.

En este sentido, la última fecha de actividad de una cuenta puede ser diferente de su fecha de vencimiento si se hace algún pago o arreglo de pago después de ese momento específico.

Cómo saber si una deuda ha prescrito

Después de que el estatuto de limitaciones de la deuda pasa, la deuda se considera «prescrita» y no se puede demandar legalmente, pero los coleccionistas todavía pueden intentarlo. Tu obligación de pagar, sin embargo, se mantiene en los registros. Esto significa que los futuros acreedores lo verán, lo que puede hacer más difícil que consigas nuevas líneas de crédito, y las que obtengas probablemente tendrán tasas de interés más altas.

«Determinar si una deuda ha pasado su estatuto implica mirar qué tipo de deuda es y qué estatutos son aplicables», afirma Colin Hector, abogado de la Comisión Federal de Comercio (Federal Trade Comission). «Necesitas algo de perspicacia legal, así que quizás quieras comprobarlo con ayuda legal, un abogado o la oficina del fiscal general del estado».

Estas opciones pueden ayudarte a encontrar el estatuto de limitaciones de las deudas a las que te enfrentas. Sin embargo, la mejor opción para ti depende de tu tiempo y presupuesto.

  • Oficina del Fiscal General del Estado: Puede proporcionar información legal gratuita pero puede ser difícil de obtener.
  • Ayuda legal local: Es barata, pero sus abogados y asistentes legales suelen estar sobrecargados de trabajo.
  • Un abogado: Puede ofrecer ayuda personalizada y más rápida pero a un costo más alto.

¿Cómo funciona el estatuto de limitaciones por deudas?

Cada estado tiene su propio estatuto de limitaciones para cada tipo de deuda. En California, por ejemplo, el plazo de prescripción es de dos años para los contratos verbales y de cuatro años para los contratos escritos. Por lo tanto, si vives en California y han pasado cuatro años y un día desde la última actividad en un contrato escrito, el cobrador de deudas no podrá demandarte.

En la mayoría de los estados, el plazo de prescripción oscila entre tres y seis años. Sin embargo, algunos estados permiten a los cobradores de deudas hasta 10 años para presentar una demanda. En este sentido, el reloj de la ley de prescripción generalmente comienza en la fecha del primer pago atrasado.

Categorías de deuda

Hay cuatro categorías principales de deuda, y a menudo hay un estatuto de limitaciones diferente para cada una de ellas. Las categorías de deuda incluyen:

  • Acuerdos orales: Deudas que fueron hechas en acuerdos verbales para devolver el dinero. No hay contratos escritos sobre estas deudas.
  • Contratos escritos: Cualquier acuerdo escrito que fue firmado por ti y un acreedor y que incluye los términos y condiciones de un préstamo.
  • Pagarés: Acuerdos escritos para pagar una deuda en pagos específicos a una tasa de interés determinada en una fecha determinada.
  • Cuentas abiertas: Cuentas con saldos rotativos variables de las que se puede pedir prestado una y otra vez mientras se siga pagando el saldo. Una tarjeta de crédito y una línea de crédito son ejemplos de cuentas abiertas.

Obtener información del coleccionista

Los cobradores de deudas tienen la obligación legal de darte información sobre la deuda que intentan cobrar, por lo que pedirles más información al respecto puede ayudarte a determinar si la deuda ha prescrito.

Ahora bien, ten cuidado cuando hables con los coleccionistas. No prometas hacer un pago ni les des ninguna información de pago, como una cuenta bancaria, porque pueden tomarlo como aceptación de la deuda.

Si reconoces la deuda como tuya

Reúne toda la información que tengas sobre ella, como la cantidad, cualquier pago que hayas hecho y la fecha de tu último pago. Esto sirve como tu arsenal contra los cobradores de deudas. Y hazle al cobrador dos simples preguntas:

  • ¿Ha prescrito la deuda?
  • ¿Cuándo fue la fecha del último pago?

Si los cobradores de deudas aceptan la primera pregunta, están obligados por la Ley de Prácticas Justas en el Cobro de Deudas (FDCPA o Fair Debt Collection Practices Act) a responderla con veracidad. Sin embargo, no están obligados a responder en absoluto. Si el cobrador no responde, pregunta sobre la fecha del último pago. El reloj de la ley de prescripción comienza cuando una cuenta entra en mora, normalmente 30 días después de que no se hace un pago

Si un cobrador no revela esta información, consulta la carta de validación de la deuda. Un cobrador debe enviarte esta carta dentro de los cinco días siguientes al primer contacto; si no la has recibido dentro de los 10 días, pídela. Esta notificación debe incluir el monto adeudado, la fecha del último pago, detalles sobre el cobrador, y cómo solicitar información sobre el acreedor original.

Si no reconoces la deuda

La industria de cobro de deudas es notoria por intentar cobrar a las personas equivocadas. A medida que las deudas son vendidas por el acreedor original a un tercero y posiblemente vendidas de nuevo, un cobrador de deudas probablemente tendrá cada vez menos información veraz sobre ella. Como resultado, es posible que te contacten para pagar una deuda que no es tuya en absoluto. En consecuencia, te recomendamos que consultes tus propios registros y la carta de validación para aclarar cualquier discrepancia. Esto te ayudará a determinar cómo actuar.

Cómo usar el estatuto de limitaciones a tu favor

Algunos cobradores de deudas seguirán intentando cobrar una deuda incluso después de que haya expirado el plazo de prescripción. Los consumidores que no conocen la prescripción o que se sienten intimidados por la agencia de cobranza pueden pagar para evitar una acción peor, como una demanda. Si estás seguro de que la ley de prescripción ha expirado, esa es tu defensa contra el pago de una deuda antigua.

Ahora bien, ten cuidado de no reiniciar el plazo de prescripción evitando cualquier medida o acción sobre la cuenta en cuestión. Realizar un pago, hacer una promesa de pago, firmar un acuerdo de pago o hacer un cargo en la cuenta puede reiniciar el estatuto de limitaciones. Cuando el reloj se reinicia, vuelve a cero, sin importar cuánto tiempo haya transcurrido antes de la actividad.

La lucha contra los coleccionistas

Después de ser demandado por la Federal Trade Commission en 2012, Asset Acceptance, uno de los mayores compradores de deudas, acordó notificar a los consumidores cuando sus deudas hubieran prescrito, incluyendo en la notificación de cobro un mensaje que diga «Dada la antigüedad de la deuda, no lo demandaremos». Sin embargo, no todas las agencias de cobro harán lo mismo, por lo que la carga de la prueba sigue siendo tu responsabilidad.

¿Cómo se aplica esto a mi deuda?

El plazo de prescripción suele ser de entre tres y seis años, pero en un estado puede llegar a los 15 años. Por lo tanto, te recomendamos que busques una lista completa de prescripciones por estado para conocer cómo se maneja este asunto en el tuyo.

Ahora bien, algunas deudas no tienen un estatuto de limitaciones, y esto incluye préstamos federales para estudiantes, manutención de niños en algunos estados, e impuestos sobre la renta. Es decir, no puedes usar la ley de prescripción como defensa en una demanda sobre cualquiera de estas deudas, incluso si no has tomado ninguna acción sobre la cuenta en varios años.

Advertencia: Si te has mudado recientemente, los cobradores de deudas podrían tratar de utilizar tu estado de residencia para el estatuto de limitaciones, especialmente si ese límite de tiempo es más largo que el del estado en el adquiriste la deuda en primer lugar.

Lo que no hace el estatuto de limitaciones

Ten en cuenta el estatuto de limitaciones solo evita que un cobrador gane un juicio en tu contra, siempre y cuando puedas probar que el estatuto de limitaciones ha expirado. Sin embargo, el estatuto no:

  • Prohíbe que un cobrador presente una demanda en tu contra. Pero como hemos mencionado, puedes ganar la demanda si pruebas que el estatuto ha expirado.
  • Borra la deuda. Si la deuda es legítimamente tuya, todavía eres responsable de ella hasta que el acreedor la cancele o se descargue en bancarrota.
  • Evita que la deuda sea reportada en tu informe de crédito. La deuda sigue siendo reportada siempre que lo permita el límite de tiempo de los informes crediticios.

¿Puedo ser demandado después de que el estatuto de limitaciones ha expirado?

Una vez que el estatuto de limitaciones expira, los cobradores de deudas pierden el derecho legal de demandar o amenazar con demandarte. Sin embargo, esto no significa que un cobrador de deudas no lo hará.

Si el cobrador cree que la prescripción no ha sucedido porque sus registros muestran una fecha más reciente, todavía puede demandar. Además, un cobrador de deudas también puede hacerlo si considera que no podrás probar que el estatuto de limitaciones ha expirado, o que no asistirás al juicio.

En caso de que el cobrador te demande después de que el estatuto de limitaciones expire, consulta a un abogado. Este puede guiarte en el proceso de pedirle al juez que desestime el caso y se asegure de que tus derechos estén protegidos.

¿Debería pagar mis deudas después de que el estatuto de limitaciones ha expirado?

Después de que el estatuto de limitaciones expire, está en tu mejor interés pagar la deuda que debes. Si no puedes hacerlo, intenta negociar con el cobrador para ver si puedes pagarles menos de lo que debes. Al ocuparte de tu deuda, incluso después de que haya prescrito, puedes mejorar tu crédito e incrementar tus posibilidades de obtener una financiación asequible en el futuro.

En conclusión

El estatuto de limitaciones te protege de ser demandado por los cobradores de deudas después de un cierto período de tiempo. Sin embargo, esto no significa que ya no eres responsable de esa deuda. Incluso después de que el estatuto ha expirado, los coleccionistas pueden ponerse en contacto contigo y exigir que pagues. Para evitar que esto suceda, elabora un plan para pagar tu deuda. Una vez que hagas esto, tendrás menos estrés y disfrutarás de mejores opciones de financiación en el futuro.

Sigue leyendo: 

¡Comparte nuestro artículo!


Artículos relacionados:

Deja un comentario

¡NO sigas este enlace o serás bloqueado en este sitio!