¿Cómo quitar el pago automático en Capital One?

El día de pago de facturas es el más tedioso -y menos esperado- del planeta porque, además de requerir mucho tiempo, termina reduciendo el saldo de tu cuenta bancaria. La configuración de pagos automáticos ayudan con este dilema porque automatiza las tareas regalándonos un poco más de tiempo libre. Sin embargo, hay ocasiones en las que quitar el pago automático es vital para tu economía y aquí te enseñamos a hacerlo en Capital One.

Como veremos a continuación, vincular un pago a una tarjeta de crédito o cuenta bancaria podría no ser una buena idea cuando la falta de dinero es un problema: si estás tratando de ahorrar porque acabas de ser despedido o simplemente necesitas parte de tus finanzas para hacer un pago urgente, quizás debas cancelarlo.

Pero, ¿cómo quitar el pago automático de tu cuenta bancaria? ¿Cómo se hace en Capital One? ¿Es difícil darse de baja? La respuesta a todas tus preguntas están aquí.

¿Cómo quitar el pago automático en Capital One?

¿Qué es el pago automático?

Un pago automático consiste en la programación de débitos automáticos en tus cuentas bancarias o tarjetas para poder pagar varias facturas en (o antes de) una fecha determinada. Estos pagos solo se realizan previa autorización del usuario, lo que quiere decir que no quedan a discreción del banco o proveedor de servicios.

Los pagos automáticos pueden ser sumamente útiles para no retrasarse con las facturas, proteger el puntaje de crédito y no caer en penalidades por mora en la hipoteca, la tarjeta de crédito o el plan del teléfono móvil.

Dicho esto, podríamos resumir que los pagos automáticos no son más que transferencias electrónicas programadas que te ayudarán a saldar esas deudas que son recurrentes.

Recuerda. Puedes pagar tu tarjeta de crédito de Capital One con pagos automáticos. Programa el débito mensual a tus cuentas haciendo clic aquí.

¿Cómo funciona el débito automático?

Los débitos o pagos automáticos pueden procesarse de dos formas: a través de una transferencia ACH o por medio de una tarjeta de crédito. El primer método se utiliza cuando los pagos se debitan de una cuenta bancaria, mientras que el segundo, como su nombre lo indica, se reserva para las tarjetas de crédito.

Tu suscripción en Netflix es el ejemplo perfecto de un pago automático a una tarjeta de crédito, mientras que la programación del pago de la factura eléctrica podría darte una idea de cómo funcionan los débitos a cuentas.

Nota: Cuando programas débitos automáticos, autorizas a tu banco -en este caso, a Capital One– a realizar un cargo en tu tarjeta de crédito o a programar una transferencia ACH desde tu cuenta.

¿Cómo es el pago automático de Capital One?

La modalidad de pagos automáticos de Capital One es AutoPay y puede usarse para pagar facturas o programar el pago de una tarjeta de crédito, usualmente, emitida por el mismo banco. Por lo general, los usuarios pueden registrarse en AutoPay usando la plataforma en línea. Esta herramienta te ayudará a mantener al día los pagos de:

En cuanto al débito automático en tarjetas de crédito, se reserva para el pago de las membresías, como el gimnasio, las plataformas de streaming, el plan de Skype, la renovación de la licencia de un programa o software electrónico, entre otros.

¿Por qué eliminar los pagos automáticos en Capital One o cualquier otro banco?

Una de las ventajas de programar pagos automáticos en Capital One es librarse de hacer un montón de cuentas y tareas molestas: no tendrás que emitir cheques, ordenar giros postales o visitar todas las páginas web de cada servicio activo. ¡El banco y el cronograma de pagos que hayas elaborado se encargará de todo!

Sin embargo, esto no quiere decir que el débito automático no tenga sus desventajas: los pagos dobles, aunque raros, pueden ocurrir; y si cambias de cuenta bancaria, ¡entrarás en una pesadilla! Además, si bien es cierto que te ayudarán a mantenerte al día con tus pagos regulares, podrían ponerte en una situación financiera precaria, en especial si pierdes tu principal fuente de ingresos o tienes alguna urgencia médica.

La parte buena de todo es que, así como programaste lo que pareciera ser una lista sin fin de pagos automáticos, ¡los puedes eliminar de tu vida cuando quieras! Capital One, afortunadamente, tiene un proceso bastante sencillo que puedes completar desde casa.

¿Cómo quitar un pago automático en Capital One? Método para cuentas corrientes

Eliminar los débitos automáticos de Capital One en línea es fácil y rápido de hacer. Para comenzar:

  1. Inicia sesión en la banca en línea de Capital One usando tu User ID y contraseña
  2. Haz clic en la cuenta corriente que utilizas para pagar tus facturas y otros gastos
  3. Ahora selecciona la opción “Pagar facturas” para poder ver los proveedores registrados y así eliminar el que desees
  4. Cuando hayas identificado al emisor en cuestión, haz clic en él y selecciona “Eliminar”

Si lo deseas, también puedes quitar el pago automático en Capital One usando la aplicación móvil. Asegúrate de tener la última versión de Capital One Mobile en tu teléfono inteligente iOS o Android, y sigue las instrucciones:

  1. Abre Capital One Mobile e inicia sesión usando tu User ID y contraseña de seguridad
  2. Despliega el menú y selecciona tu cuenta corriente. (Recuerda que los pagos automáticos siempre se debitan de una cuenta corriente)
  3. Pulsa el botón “Pagar facturas” y busca el emisor que desees eliminar de la lista
  4. Cuando ya lo hayas identificado, toca el icono de la derecha y pulsa “Eliminar beneficiario”
Recuerda: Los pagos que ya estén en proceso no se podrán cancelar. Cuando quieras cancelar un pago, revisa el estado de la transacción. Si no ha comenzado a procesarse -es decir, está en estado pendiente- puedes eliminarla tocando o haciendo clic en la opción “Próximas transacciones” y luego en “Cancelar pago”.

No te olvides: luego de quitar el pago automático de Capital One, se cancelarán todos los pagos programados a futuro. Ten esto en cuenta para no retrasarte con tus facturas.

¿Cómo quitar pago automático en Capital One? Método para tarjetas de crédito

Detener el pago automático afiliado a las tarjetas de crédito es tan simple como configurarlo. El proceso de eliminación, en este caso, variará dependiendo de cómo lo hayas programado.

Si lo has configurado a través del proveedor del servicio, te recomendamos ponerte en contacto con la empresa o entrar a su plataforma en línea para 1) darte de baja o 2) modificar la información en la sección de pagos y facturaciones.

En cambio, si programaste el pago automático directamente desde el banco, inicia sesión en la banca en línea o en la app móvil de Capital One, selecciona la opción “Pagos”, elige el débito automático que deseas cancelar y haz clic en “Eliminar”.

En vez de quitar un pago automático en Capital One, ¿puedo editarlo?

De hecho, sí. Si quieres editar la información de la empresa facturadora o hacer cambios en la fecha de pago, monto de la facturación, entre otros; te recomendamos hacer lo siguiente:

  1. Inicia sesión en Capital One. Puedes usar la banca en línea o la aplicación móvil.
  2. Selecciona la cuenta corriente de origen y haz clic en “Pagar facturas”
  3. De seguida, el sistema desplegará una lista con todos los proveedores registrados. Busca el beneficiario y haz clic en “Pago automático existente”.
  4. Para finalizar, edita la información, comprueba que los cambios no contengan errores y selecciona “Guardar”.

Preguntas frecuentes sobre la programación de pagos automáticos

La programación de débitos automáticos le ofrece al consumidor una manera simple de librarse del pago de sus facturas. Sin embargo, tener una cuenta o tarjeta de crédito en piloto automático podría generarle dudas a cualquiera. Si, como otros, tú también tienes preguntas sobre este tema, ¡quédate un par de minutos! Responderemos las más comunes:

¿Debería usar los débitos automáticos de Capital One para pagar mis facturas?

Eso depende de ti. Programar pagos automáticos tiene sus ventajas y desventajas. Lo ideal es que analices cada una de ellas con ojo crítico para saber si este método de pago te conviene:

Ventajas del pago automático de facturas

  • Programar y elaborar un cronograma de pagos es fácil y rápido, y se puede hacer desde el móvil o la computadora sin necesidad de visitar una agencia bancaria.
  • La herramienta de débitos automáticos ha sido diseñada para ahorrarle tiempo a los consumidores. Con ella, no tendrás que girar cheques o hacer transferencias.
  • Podría ser una forma de ahorrar dinero, en especial si sueles usar cheques para completar tus pagos. Recuerda que no todos los bancos emiten cheques sin costo. Además, hacer tus pagos a tiempo te permitirá despedirte de multas, penalizaciones y cortes del servicio.
  • Es una forma de proteger -y hasta subir- tu credit score porque los pagos atrasados serán cosa del pasado (y ya sabes que el historial de pagos tiene un peso importante en el puntaje de crédito).
  • El débito automático también es una forma de facilitar el manejo del presupuesto familiar porque siempre podrás comprobar cuál es el total de los gastos frecuentes desde tu cuenta.

Desventajas del pago automático de facturas

  • Ante dificultades financieras, un pago automático podría poner la cuenta en sobregiro (en especial si no le echas un vistazo a tu saldo con frecuencia).
  • Los débitos automáticos devueltos por insuficiencia de fondos tienen el mismo costo que una transferencia fallida. Por ende, podrían obligarte a pagar tarifas y comisiones bancarias elevadas.
  • No todas las empresas permiten el débito automático como forma de pago. Por tanto, todavía tendrás que hacer algunos pagos manual o personalmente.
  • Si tu tarjeta de crédito afiliada al pago automático ha expirado, tendrás que cambiar toda la información bancaria en cada uno de los proveedores, lo que podría quitarte mucho tiempo.
  • Podrías estar pagando una membresía que ya no usas o que no te interesa. El no pagarlas personalmente -o de forma consciente- evitará que te des cuenta de que estás perdiendo dinero en un gasto innecesario.

¿Cuándo no es recomendable usar la función de pagos automáticos de Capital One?

Si el débito programado ofrece tantos beneficios, ¿por qué alguien se alejaría de ellos? La respuesta es simple: la vida financiera de cada usuario es diferente y no a todos les funciona lo mismo. En otras palabras, los pagos automáticos pueden ser un sueño para algunos y una pesadilla para otros. Dicho esto, te recomendamos evitar esta modalidad de pago si:

  • No recibes dinero de forma regular. Los empleados por cuenta propia, autónomos y contratistas independientes dependen del trabajo hecho y entregado para poder cobrar sus honorarios. Si este es tu caso, es posible que quieras mantener los pagos automáticos a raya. Piensa que es posible que, a la hora de procesar el pago, no tengas suficiente saldo en la cuenta bancaria. Si un pago automático se debita de una cuenta o tarjeta con poco saldo, corres el riesgo de que se devuelva, de sobregirar tus cuentas y -para colmo- de entrar en mora.
  • No tienes un empleo actualmente. Tener un trabajo fijo como dependiente te ayuda a percibir la misma cantidad de dinero mes a mes. Sin embargo, cuando pierdes tu empleo también pierdes la capacidad de recibir ingresos mensuales regulares. En este caso, siempre es buena idea quitar los pagos automáticos para tener un mayor control sobre las finanzas y los beneficios de desempleo (de ser tu caso).
  • Te gusta mantener el control. Poner tu cuenta o tarjeta de crédito en piloto automático podría ser contraproducente si eres un fanático del control. Aún con la programación, estarás atado a la computadora para revisar que el pago se ha debitado (y esto es justamente lo que trata de evitar esta modalidad). Como ves, no tendría mucho sentido usarla si te gusta llevar las riendas.
  • Podrías ser víctima de errores de pago. Aunque no sucede con frecuencia, puede pasar que un proveedor cargue un mismo monto dos veces. Si no estás al día con tus cuentas, ese pago doble podría pasar desapercibido (y con ello, estarías perdiendo dinero).

Consejos para aprovechar los pagos automáticos de Capital One

Si quieres sacarle el máximo provecho a la función de pagos automáticos de Capital One, hay un par de consejos que podrían ayudarte:

  1. Crea un calendario de pago. Establece fechas fijas para el pago de tus facturas. De esta manera, te asegurarás de tener suficiente dinero en la cuenta -o en la línea de crédito de tu tarjeta- para evitar multas, penalizaciones y sobregiros.
  2. Programa alertas de recordatorio. Las alertas por SMS o correo electrónico pueden ser una grandiosa forma de estar al día con los movimientos de tus cuentas. Así, te darás cuenta de inmediato de los cargos duplicados.
  3. Haz una lista con los pagos no domiciliados. Si hay facturas que todavía pagas de forma manual o presencial, haz una lista con todas ellas y usa el calendario de tu teléfono para crear alertas de pago. Esto te ayudará a no bajar tu puntaje de crédito.
  4. Verifica tus cuentas con regularidad. Al menos una vez por semana, entra a la banca en línea para comprobar el saldo de tus cuentas y echarle un ojo a los movimientos y transacciones.
  5. Prepárate para la expiración de tu tarjeta de crédito. Si usas tu tarjeta de crédito para el pago automático de membresías, facturas de seguros o servicios de streaming; anota la fecha de vencimiento de la tarjeta y prepárate con antelación para cambiar la información de pago apenas recibas el reemplazo.

Consejo: Si tienes alguna duda con respecto al programa de débitos automáticos, no dejes de llamar al servicio al cliente de Capital One al 1-877-383-4802.

Sigue leyendo:



Artículos relacionados:

Deja un comentario

Créditos en USA