¿Cómo pedir un préstamo personal en USA si estoy desempleado?

Las personas que han perdido su trabajo muchas veces se preguntan cómo pedir un préstamo personal en USA si estoy desempleado mientras consigo algo más estable. Sin embargo, la mayoría de los prestamistas requieren que las personas tengan una fuente de empleo estable para poder calificar a un crédito, sin importar si la persona está pasando por una emergencia financiera.

Cómo pedir un préstamo personal en USA si estoy desempleado

A menos que se trate de un trabajador de temporadas, los ingresos del beneficio de desempleo normalmente no cuentan porque normalmente tienen un tiempo limitado de hasta 26 semanas y las asistencias federales adicionales también tienen un límite.

Pero no hay de qué preocuparse, todavía hay algunas opciones disponibles si necesitas un préstamo de emergencia estando desempleado. A continuación te comentamos todo lo que debes saber al respecto.

¿Qué se necesita para calificar a un préstamo sin verificación de empleo?

No hay una definición formal de un préstamo de emergencia, ya que -tal como lo indica su nombre- no hay una limitación en cuanto a la forma de usar el dinero, sino que se refiere al tipo de préstamo. Como tal, los requisitos de los prestamistas podrían ser los mismos independientemente de si estás buscando un crédito durante una emergencia o no.

Los prestamistas suelen considerar un amplio rango de criterios para decidir los términos de tu préstamo, pero tendrás que cumplir con algunos requisitos mínimos si quieres ser elegible para cualquier tipo de préstamo. Estos normalmente incluyen vivir en un estado donde opera el prestamista, tener más de 18 años y contar con un número de seguridad social.

Adicionalmente, los prestamistas normalmente toman en cuenta tu historial crediticio y tu capacidad para pagar el préstamo viendo los siguientes datos:

Los requerimientos pueden variar dependiendo del prestamista y el tipo de préstamo. Por ejemplo, si estás tomando un préstamo con garantía, como un préstamo sobre el valor de un carro o un home equity loan, el valor de tu colateral también será importante.

Es importante considerar que algunos prestamistas se enfocan en los prestatarios que tienen excelente puntaje crediticio, mientras que otros trabajan con personas que tienen mal crédito. Pero si no cumples con uno o más de los requerimientos mínimos que mostramos antes, tu aplicación podría ser rechazada sin importar tu puntaje.

¿Qué cuenta como ingresos al aplicar a un préstamo?

Al revisar tu capacidad de pago y tu ratio de ingreso-deuda, los prestamistas podrían ver varios tipos de ingresos y pedir documentos de verificación, como las devoluciones de impuestos más recientes o tus estados de cuenta.

Si has estado recibiendo dinero por desempleo, probablemente no tendrás un gran ingreso, como salarios, honorarios o comisiones. Y si esperas que tus beneficios por desempleo se acaben o disminuyan pronto, la sección de ingresos podría ser la más difícil de demostrar. Sin embargo, incluso si no trabajas, podrías tener otras fuentes de ingreso que cumplan con el requerimiento, como por ejemplo:

Los prestamistas consideran los ingresos no relacionados al empleo de forma diferente. Algunos podrían contar el desempleo como ingreso si eres un trabajador de temporada que gana dinero del desempleo varios meses del año cada año. Otros podrían contar -o no- los beneficios de desempleo como ingreso.

¿Cómo pedir un préstamo si no tengo empleo pero recibo beneficios del UI?

Un préstamo sin garantía podría ser una buena opción durante una emergencia, mientras que otros prestamistas online muchas veces tienen formatos de aplicación fáciles y financian rápidamente. Incluso podrías ser elegible para precalificar para un préstamo en cuestión de minutos sin que tenga un impacto en tu historial crediticio. Aquí te damos algunos tips que te podrán ayudar a prepararte mejor:

1. Verifica tu historial crediticio

Tu crédito puede ser bastante importante cuando tienes un ingreso limitado. Si pides un reporte de crédito podrás saber tu posición actual y podrías tener la posibilidad de mejorarlo antes de aplicar. Los puntajes crediticios más altos te pueden ayudar a calificar a tasas de interés más bajas y te permitirán ahorrar dinero al momento de pagarlo.

2. Revisa los requisitos de ingresos del prestamista

Busca al prestamista por internet o llama para ver cuáles son los tipos de ingresos que consideran y si tienen un requerimiento mínimo anual.

3. Pre-califica al préstamo

Si el prestamista lo ofrece, trata de ser precalificado para el préstamo mediante una verificación de crédito soft, lo cual no le hará mucho daño a tu reporte. También puedes buscar en los marketplaces de préstamos online para ver varias ofertas en un mismo sitio.

4. Considera introducir tu aplicación con un co-firmante

Si no calificas a un crédito por tu cuenta, puede que tengas algún amigo, familiar o pareja que tenga un ingreso fijo y buen crédito que co-firme o pida el préstamo contigo de forma conjunta. Sin embargo, debemos advertirte que debes tener cuidado con esto, ya que el co-firmante será igualmente responsable por el préstamo y si no se realizan pagos, podrías dañar ambos reportes de crédito.

Si tienes problemas para calificar, podrías verte tentado a tomar algunos créditos para los cuales es fácil calificar, como los préstamos sin verificación de crédito, los préstamos de casas de empeño o los préstamos garantizados.

Sin embargo, estos tipos de financiamiento tienden a tener tarifas y tasas de interés bastante altas, lo que hace que sean difíciles de pagar. En términos generales, podrían funcionar como un último recurso cuando ya has agotado todas las otras opciones.

¿Qué hacer cuando se termina el desempleo?

A medida que los beneficios del desempleo disminuyen o se acaban, hay muchas cosas que puedes hacer para cubrir tus gastos. Un préstamo de emergencia podría ser una opción, pero existen muchas otras medidas que puedes tomar si pedir prestado dinero no es la mejor idea o no puedes lograr que te aprueben un crédito.

Contacta a tus acreedores

Si te preocupa no tener suficiente para pagar tus préstamos actuales, puedes contactar a tus acreedores y preguntarles sobre sus opciones de refinanciamiento. Incluso si legalmente no tienen el deber de ofrecer ayudas por motivos de dificultades financieras, los acreedores podrían ayudarte a hacer que tus pagos sean más manejables.

Aprende sobre protecciones gubernamentales

Las leyes locales, estatales y federales podrían darte opciones y protecciones frente a los acreedores. Por ejemplo, si tienes un préstamo estudiantil o una hipoteca respaldada por el gobierno, deberías poder pausar temporalmente los pagos.

Busca ayudas para vivienda

Si te preocupa pagar la renta o la hipoteca, busca moratorios de foreclosures, evictions o utility que apliquen en el área donde vives. La Coalición Nacional de Low Income Housing tiene una base de datos con programas de asistencia para pagos.

Investiga sobre programas de asistencia

Además de ayudas para vivienda, podrías encontrar ayuda para comida, servicios, facturas médicas y otras necesidades básicas en las organizaciones de caridad locales, estatales o nacionales.

Pide consejos profesionales

La Fundación Nacional de Credit Counseling te puede ayudar a obtener consejos gratuitos o a un precio más económico de un consejero de crédito certificado. Estos profesionales podrían ayudarte con diferentes tipos de problemas financieros, incluyendo la vivienda, presupuesto y gestionando las deudas de tus tarjetas de crédito.

Encuentra una nueva fuente de ingresos

Incluso si es un trabajo part-time o un gig, tener un ingreso adicional te puede ayudar a cubrir los gastos esenciales. Esto también te puede abrir nuevas opciones para pedir un préstamo de emergencia más adelante.

Conoce cuáles pagos puedes postergar

Aunque lo más recomendable es pagar todas tus facturas a tiempo, algunas veces necesitas ver el panorama completo y elegir. Prioriza las necesidades de tu hogar, como la comida, el techo, los servicios, el transporte, etc. Los pagos de préstamos sin garantía -como las tarjetas de crédito o los préstamos estudiantiles– podrían no ser tan importantes. No obstante, debes estar consciente de que esto le hará daño a tu reporte crediticio y tus créditos podrían terminar en las oficinas de collections o cobros.

Mantente informado

Trata de mantenerte al tanto de todo lo que ocurre en las noticias mientras buscas trabajo y trata de negociar con tus acreedores. Y aunque los beneficios de desempleo por motivos del COVID-19 se acabaron desde el 6 de septiembre, todavía es posible aplicar tal como se solía hacer antes de la pandemia. Si estabas contando con ello, aquí te dejamos qué hacer si se acaba el dinero del seguro de desempleo.

Otra buena recomendación es suscribirte a los boletines de tus representantes locales y estatales para aprender sobre los cambios y los programas que podrían no llegar a las noticias nacionales.

¿Qué hay que tener en cuenta a la hora de sacar un préstamo para desempleados?

Requisitos

En primer lugar, debes tomar en cuenta los requisitos que solicita cada prestamista. Por ejemplo, las personas que tienen limitaciones de papeles deben buscar préstamos personales para indocumentados, ya que los demás requerirán de ciudadanía o un número de seguridad social.

Por otra parte, también es posible que algunos prestamistas requieran un puntaje de crédito mínimo o un ratio deuda-ingreso específico. Por ese motivo, debes verificar que las características de tu perfil cumplen con lo que se está solicitando antes de siquiera aplicar.

NOTA: Mientras más bajo sea tu puntaje de crédito, más costoso tiende a ser el préstamo.

Tasas anuales

Antes de recurrir al préstamo, lo mejor es calcular el interés anual de un préstamo con la entidad que tienes en mente. Después de todo, el APR del préstamo puede ser mayor a la tasa de interés porque incluye el costo total del préstamo, incluyendo las tarifas y costos.

Los APR normalmente se ubican entre el 6% y el 36%. Por ese motivo, es importante comparar las ofertas de los diferentes prestamistas para encontrar el préstamo más accesible.

Plazos de pago

Los plazos de pago son importantes para manejar la cantidad de dinero que se quiere pagar mensualmente. Mientras menos tiempo hay para pagar el préstamo, más caro será el importe mensual de cada pago y al contrario. Sin embargo, también debes considerar que dentro de más tiempo te toma pagar el préstamo, te representará más dinero a la larga.

Tarifas

Algunos prestamistas cobran tarifas adicionales por emitir el préstamo, tales como las tarifas de originación o las tarifas por pagos tardíos. Lo más común es que la tarifa de originación tenga un valor entre el 1% y el 10%, la cual se ve reflejada en el monto total del préstamo, pero si puedes conseguir un préstamo que no tenga este costo, será mejor para ti.

Tiempo de financiamiento

Aunque algunos prestamistas ofrecen los fondos el mismo día, otros podrán enviarte el dinero hasta 7 días después de la aprobación. Este proceso se puede acelerar reuniendo todos los documentos requeridos antes de aplicar y respondiendo rápidamente a las preguntas que pueda tener el prestamista.

Sigue leyendo:

Puntuación:

Puntuación:

Artículos relacionados:

Deja un comentario

Créditos en USA