Cómo parar las llamadas de los cobradores

Cuando una persona cae en mora (en especial si el acreedor es el IRS) y deja de pagar alguna de sus cuentas, suele tener más dolores de cabeza que de costumbre. La razón es simple: hay un estrés relacionado con cómo hacer dinero rápido para poder pagar las deudas y una preocupación por la pérdida del puntaje de crédito o por otras consecuencias más graves, como una ejecución hipotecaria o el embargo del carro, por ejemplo. Si quieres parar de recibir llamadas de tus cobradores de deuda, aquí te traemos todas las opciones que tienes al alcance.

Y es que, nadie puede negar que las llamadas de los cobradores pueden ser muy molestas, por decir lo menos. Tanto es así que incluso algunos consumidores piensan en cambiar su número de teléfono solo para detener lo que ellos consideran una conducta abusiva y acosadora por parte de los recolectores. Afortunadamente, las leyes protegen al consumidor. Además, hay formas legalmente establecidas para parar las llamadas de los cobradores.

Consejo: Una de las mejores formas de evitar caer en mora es a través de la previsión. Aprender ciertos trucos para pagar tus tarjetas de crédito a tiempo al igual que los préstamos y facturas médicas podría ayudarte a evitar los retrasos en los pagos y, por supuesto, la disminución de tu puntaje de crédito.

¿Cuándo pueden comenzar a llamar los cobradores de deuda?

Ante todo, debes saber que los cobradores de deudas deben cumplir con la Ley de Prácticas Justas ante el Cobro de Deudas (FDCPA o Fair Debt Collection Practices Act). Esta norma es la que define las obligaciones de los cobradores y lo que tienen permitido hacer. Por supuesto, también establece lo que no pueden hacer.

Vamos a ver algunas de las prohibiciones. Para empezar, los cobradores de deuda no pueden llamarte por una deuda que no es tuya, es decir, una deuda zombie. Cuando un cobrador de deudas te contacte por primera vez, tienes derecho a pedirle que verifiquen la deuda para confirmar que te pertenece. Si el cobrador de deudas es incapaz de enviarte un documento oficial donde establezca el monto de la deuda, su origen, el acreedor, etc.; no podrá contactarte más.

Incluso si no realizas una solicitud de validación de la deuda, los cobradores tienen ciertas reglas que deben cumplir cuando se trata de contactar a los presuntos deudores. Por ejemplo, tienen prohibido llamarte antes de las 8 a. m. o después de las 9 p. m., a menos que tú mismo lo solicites.

Tampoco pueden llamarte en reiteradas ocasiones o cuando les comentes que estás ocupado, que no puedes hablar, etc. Si tienes un horario laboral y le pides al cobrador que no te llame en esas horas, no podrán hacerlo y, de no cumplir con esto, estarían violando tus derechos y la ley.

Cómo parar las llamadas de los cobradores

¿Cómo parar las llamadas de los cobradores de deuda?

La ley no te obliga a hablar con un cobrador de deudas. De hecho, no tendrás problemas si le cuelgas la llamada. Pero si el recolector te sigue llamando repetidamente -incluso después de pedirle que no lo haga y haber trancado la llamada- estaría violando los términos de la FDCPA.

Para evitar que los cobradores de deuda te llamen, puedes decirles que prefieres comunicarte con ellos por escrito. En este caso, el cobrador estaría obligado a enviarte cartas para comunicarse contigo. Estas comunicaciones escritas podrían ser de utilidad porque todo lo que trates con el cobrador quedará registrado. Si el cobrador de deudas viola lo establecido en la FDCPA, tendrás pruebas contundentes de su actitud y comportamiento, y podrás demandarlo por violar tus derechos como consumidor.

Ahora bien, también puedes parar las llamadas de los cobradores de deuda enviándole una carta de cese y desistimiento. Esta carta le indicaría al recaudador lo siguiente: 1) que debe cesar su comunicación contigo y 2) que deje de llamarte y de escribirte. Eso sí: toma en cuenta que solo podrás usar esta carta si el cobrador que se comunica contigo no trabaja exclusivamente para el acreedor, es decir, si es un cobrador externo.

¿Puede un cobrador de deudas contactarme en persona?

Sí, pero con ciertas limitaciones. Vamos a ver: las personas que han cambiado recientemente sus números telefónicos por otros podrían comenzar a recibir llamadas de un cobrador de deudas. Puede que esta deuda no sea tuya, sino del antiguo propietario de la línea de teléfono. Desafortunadamente, decirle al cobrador que esa línea es ahora tuya y que tú no eres el deudor podría no ser suficiente.

En este caso, lo que tendrás que hacer es enviarles una carta de cese y desistimiento. Eso sí: ten cuidado de no admitir esa deuda que no es tuya. Lo único que deberás expresarle es que no eres el deudor y que dejen de contactarte. Si no logras parar las llamadas de los cobradores enviando la carta, tendrás que informarle al Fiscal General de tu estado, a la Comisión Federal de Comercio y a la Oficina de Protección Financiera al Consumidor.

Ahora bien, cuando hablamos de contactos en persona (y dependiendo del caso) lo tienen permitido. Por ejemplo, los cobradores de deuda podrían contactarte en persona para tratar de localizar a otra persona, como un amigo o pariente. Piensa que, de alguna manera, la verificación de antecedentes del deudor ha arrojado tu información de contacto. Según la ley, los cobradores de deudas solo pueden contactarte en persona una vez para obtener el número de teléfono, la dirección e información de empleo del presunto deudor. 

En este caso, no pueden tratar contigo detalles sobre la deuda. Si continúan comunicándose contigo después de esto, tendrás que interponer las quejas antes los organismos pertinentes.

Consejo: ¿Eres el abogado de un deudor y los cobradores de deudas te están llamando constantemente? En este caso, también puedes enviarles una carta de cese y desistimiento.

¿Qué sucede después de enviar la carta de cese y desistimiento?

Una vez que la agencia de cobranzas reciba tu carta de cese y desistimiento, los cobradores podrán comunicarse contigo sólo una vez más, posiblemente a través de correo electrónico o postal. Esta comunicación excepcional suele ocurrir en los siguientes casos: 1) para informarte que no van a contactarte más o 2) para decirte que te han demandado. 

Consejo: Cuando envíes la carta de cese y desistimiento al cobrador de deudas, hazlo por correo postal certificado con acuse de recibo. Esto te dará una prueba fehaciente de que la carta fue enviada y recibida por la agencia. En caso que el cobrador haga caso omiso de la carta y siga tratando de contactarte, esta prueba te servirá para demandarlo y denunciarlo ante las instituciones con competencia en la materia.

Sigue leyendo:

¡Comparte nuestro artículo!


Artículos relacionados:

Deja un comentario

¡NO sigas este enlace o serás bloqueado en este sitio!