¿Cómo pagar los taxes de la casa?

¿Qué es el impuesto a la propiedad? El impuesto a la propiedad, a veces llamado impuesto ad valorem, es un impuesto sobre bienes inmuebles y otros tipos de propiedad. Los gobiernos locales generalmente evalúan el impuesto a la propiedad, y el propietario paga el impuesto. Por lo general, el monto del impuesto a la propiedad se basa en dónde se encuentra la propiedad y cuánto vale. Continúa leyendo para saber qué taxes de tu casa pagar y cómo hacerlo.

Comprendiendo un poco más el impuesto a la propiedad

Las tasas de impuestos a la propiedad y los tipos de propiedades gravadas varían según la jurisdicción. En la mayoría de los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), el impuesto a la propiedad representa una baja proporción de los ingresos de los gobiernos en comparación con los impuestos sobre la renta y los impuestos al valor agregado. Sin embargo, la tasa en los Estados Unidos es sustancialmente más alta en comparación. En este sentido, muchos expertos han pedido un aumento en las tasas de impuestos a la propiedad en las economías desarrolladas, argumentado que la previsibilidad y el carácter de corrección del mercado del impuesto fomentan la estabilidad y el desarrollo adecuado de los bienes inmuebles.

¿Cómo funciona el impuesto a la propiedad?

La cantidad que los propietarios deben por concepto de impuesto a la propiedad es determinado multiplicando la tasa del impuesto a la propiedad por el valor de mercado actual de la propiedad en cuestión. La mayoría de las autoridades fiscales recalculan la tasa impositiva anualmente. Casi todos los impuestos a la propiedad se recaudan sobre bienes inmuebles, que están legalmente definidos y clasificados por el aparato estatal. Los bienes inmuebles incluyen el terreno, las estructuras u otros edificios fijos. 

En última instancia, los propietarios están sujetos a las tarifas determinadas por el gobierno municipal. Un municipio contrata a un asesor fiscal que evalúa la propiedad local. En algunas áreas, el asesor fiscal puede ser un funcionario electo. El asesor asigna impuestos a la propiedad a los propietarios con base en los valores actuales del mercado. Y este valor se convierte en el valor evaluado del inmueble.

El calendario de pagos de los impuestos a la propiedad varía según la localidad. En casi todos los códigos locales de impuestos a la propiedad, existen mecanismos por los cuales el propietario puede negociar su tasa impositiva con el asesor o impugnar formalmente la tasa.

Cuando los impuestos a la propiedad no son pagados, la autoridad fiscal puede asignar un derecho de retención contra la propiedad. Por lo tanto, los posibles compradores de una propiedad siempre deben hacer una revisión completa de los gravámenes pendientes antes de adquirir la misma.

Diferencia entre el impuesto sobre la propiedad y el impuesto sobre bienes inmuebles

La gente a menudo usa ambos términos como sinónimos. Y es parcialmente cierto: El impuesto sobre bienes inmuebles es un impuesto sobre la propiedad. Sin embargo, no es lo mismo a la inversa, puesto que no todos los impuestos a la propiedad son lo mismo que impuestos inmobiliarios. 

Muchas jurisdicciones imponen impuestos a la propiedad contra la propiedad personal tangible. Según un informe de 2019 de la Tax Foundation, 43 estados gravan la propiedad personal tangible. Ambos tipos de propiedad son deducibles de impuestos si se presenta el Anexo A en conjunto a los impuestos sobre la renta. Sin embargo, desde que la ley “Job Growth and Tax Cuts Act” entró en vigor, la cantidad de impuestos estatales y locales que los contribuyentes podrían deducir de sus impuestos federales sobre la renta disminuyó sin límite a $ 10.000 por año, ya sea para parejas casadas o contribuyentes solteros. Y las personas casadas que declaran por separado tienen un límite de 5.000 dólares.

Así que aquí está la diferencia: los impuestos sobre bienes inmuebles son impuestos sobre bienes inmuebles solamente; Y los impuestos a la propiedad pueden incluir tanto bienes inmuebles como bienes muebles tangibles.

¿Cómo se calcula el impuesto a la propiedad?

Como mencionamos anteriormente, el impuesto a la propiedad generalmente se determina multiplicando el valor de la propiedad por una tasa impositiva:

Impuesto sobre la propiedad = valor de la propiedad x tasa impositiva

A continuación te explicamos lo que implica determinar estos dos factores.

El valor de la propiedad

  • Los asesores (a veces llamados tasadores) que trabajan para la autoridad fiscal local rastrean el valor de cada terreno y bienes inmuebles en un distrito fiscal, como una ciudad o un condado. Mantienen bases de datos de valores de propiedades locales, a menudo utilizando sofisticados programas de mapeo.      
  • El valor tasado de tu casa probablemente será menor que su valor de mercado. Esto es común, y dependerá de la ubicación de la propiedad.
  • El condado puede tener muchas formas de detectar cambios en el valor de una casa, incluidas inspecciones, solicitudes de permisos de un proyecto de remodelación, informes de vecinos o actualizaciones periódicas.      
  • Los automóviles, maquinaria y otros bienes pueden estar sujetos al impuesto a la propiedad personal.      

La tasa de impuestos

  • Las tasas de impuestos sobre bienes inmuebles a menudo se basan en la «tasa de millaje», de acuerdo a lo cual una “milla” equivale a una milésima parte de un dólar. Es posible que su tasa impositiva no se exprese como un porcentaje, sino como un número en “millas”.      
  • Por ejemplo, si la tasa del impuesto local a la propiedad de bienes inmuebles es de 15 millas, los propietarios pagan $ 15 en impuestos por cada $ 1.000 del valor evaluado de vivienda. En consecuencia, una casa con un valor tasado de $ 200.000 estaría gravada con $ 3.000.      
  • Algunas autoridades tributarias aplican la tasa impositiva solo a una parte del valor de la vivienda en lugar de al valor total de la misma. Y eso puede reducir el monto.      
  • La autoridad fiscal local, de nuevo probablemente tu condado, pero posiblemente tu ciudad o pueblo, generalmente determina la tasa de impuestos.      

¿Qué servicios/obras son financiados con los impuestos a la propiedad?

En general, los impuestos a la propiedad van al gobierno local para financiar distritos escolares, departamentos de policía y bomberos, construcción de carreteras y otros servicios locales.

¿Cómo pagar los taxes de tu casa?

Por lo general, hay dos formas de pagar el impuesto a la propiedad:

  1. Emitiendo un cheque o en línea una vez al año, o una vez cada seis meses en el caso de que debas pagar directamente a la autoridad fiscal.
  2. Si tienes una hipoteca, reserva dinero cada mes en una cuenta de depósito en garantía.
Sin embargo, no asumas que estás pagando el impuesto a la propiedad cuando le das dinero a la compañía de depósito. Piensa en esto como un «ahorrar» para la factura de impuestos. La compañía de depósito en garantía utiliza el dinero en tu cuenta para pagar los taxes de tu casa cuando llega la factura.

Y si estás tratando de pagar el impuesto a la propiedad en línea, de buscar registros de impuestos, o simplemente te preguntas cuánto es el impuesto en tu área, consulte el sitio web del asesor de impuestos de tu condado.

Dónde pagar los taxes locales aplicados tu casa 

Arizona

California

Colorado

Illinois

Minnesota

New Jersey

New York

Texas

¿En qué estados son los impuestos a la propiedad más importantes? 

New Hampshire, que no tiene un impuesto a la renta de base amplia ni un impuesto general a las ventas, fue el estado más dependiente de los impuestos a la propiedad en 2016, con los ingresos por impuestos a la propiedad representando el 47 por ciento de sus ingresos generales estatales y locales combinados.

Los impuestos a la propiedad también contribuyeron con más del 30 por ciento de los ingresos estatales y locales en Connecticut, Maine, Nueva Jersey, Rhode Island y Vermont. Alabama era el que menos dependía de los ingresos por impuestos a la propiedad en 2016, con solo el 10 por ciento de sus ingresos generales estatales y locales combinados provenientes del impuesto. En cuanto a Arkansas, Delaware, Hawái, Kentucky, Luisiana, Nuevo México, Dakota del Norte, Oklahoma y Virginia Occidental menos del 15 por ciento de sus ingresos estatales y locales combinados provinieron de los impuestos a la propiedad.

¿Cuánto difieren las tasas de impuestos a la propiedad en todo el país?

Las tasas efectivas de impuestos a la propiedad difieren ampliamente entre los estados y dentro de ellos, lo que dificulta su comparación. Además de la variación en las tasas impositivas legales, los gobiernos locales usan varios métodos para calcular su base impositiva sobre bienes inmuebles.

La jurisdicción fiscal generalmente evalúa el valor de la propiedad real mediante la estimación de lo que la propiedad se vendería en una transacción en condiciones de plena competencia. Sin embargo, algunas jurisdicciones basan el valor en el último precio de venta o valor de adquisición de la propiedad. Otras consideran los ingresos que una propiedad podría generar (por ejemplo, un lote vacío que podría usarse para un hotel), y algunas basan la evaluación únicamente en el tamaño o los atributos físicos (p. ej., diseño, ubicación) de la propiedad. También existe una variación en el momento de las evaluaciones, con algunas jurisdicciones evaluando anualmente y otras con menos frecuencia.

Algunas jurisdicciones gravan todo el valor tasado de la propiedad (antes de deducciones y créditos), mientras que otras gravan solo una fracción del valor tasado. Por ejemplo, los condados en Carolina del Sur gravan solo el 4 por ciento del valor tasado de una propiedad. En este orden de ideas, las jurisdicciones pueden imponer diferentes tasas impositivas legales («clasificaciones») para diferentes tipos de propiedad, distinguiendo más comúnmente entre propiedad residencial y comercial.

¿Cómo limitan los estados los impuestos a la propiedad?

Muchos estados han impuesto límites a las tasas de impuestos a la propiedad, a los ingresos por impuestos a la propiedad o a aumentos en los valores de propiedad evaluados, reduciendo así la dependencia al impuesto a la propiedad como fuente de ingresos

California, por ejemplo, limita la tasa de impuestos al 1 por ciento y la evaluación anual aumenta al 2 por ciento hasta que una propiedad es revendida. Como resultado, vecinos con casas similares pueden tener que pagar impuestos dramáticamente diferentes dependiendo de cuándo sus casas hayan cambiado de manos por última vez.

Los gobiernos estatales y locales también suelen utilizar límites, exenciones, deducciones y créditos para reducir la responsabilidad fiscal. Aquí hay unos ejemplos:

  • Los límites de evaluación evitan que el valor tasado de una propiedad aumente en más de un porcentaje fijo entre evaluaciones. Estos límites pueden reducir el valor tasado de una propiedad por debajo de su valor de mercado y evitar que los aumentos rápidos del valor de la propiedad eleven la carga impositiva del propietario. Y cuando se vende la propiedad, su valor tasado se restablece al valor de mercado.      
  • Las deducciones y exenciones del patrimonio familiar disminuyen el valor imponible de los bienes inmuebles en una cantidad fija para los propietarios que ocupan la propiedad (de la misma manera que una deducción estándar disminuye el ingreso imponible). Cuarenta y un estados y el Distrito de Columbia tienen exenciones de viviendas que reducen la fracción del valor tasado de la propiedad sujeto a impuestos.      
  • Los programas de aplazamiento de impuestos a la propiedad (Circuit Breaker) brindan alivio a los residentes de edad avanzada y de bajos ingresos con pasivos por impuestos a la propiedad por encima de un porcentaje específico de sus ingresos. Aunque la desgravación se basa en pagos de impuestos a la propiedad, generalmente se proporciona a través de un crédito de impuesto sobre la renta. En la mayoría de los estados, el gobierno estatal recauda el impuesto sobre la renta, mientras que las jurisdicciones locales recaudan el impuesto a la propiedad, lo que hace que los programas “circuit breaker” sean un tipo de subsidio del estado a los gobiernos locales. A diferencia de los otros enfoques descritos aquí, los “circuit breaker” benefician tanto a los inquilinos como a los propietarios en algunas jurisdicciones. Según el Instituto Lincoln de Política de Tierras, 33 estados y el Distrito de Columbia ofrecen algún forma de este programa. Y en 22 de estos estados y el Distrito de Columbia, los inquilinos son elegibles para estos programas (algunos estados ofrecen múltiples programas para diferentes tipos de residentes).      
  • Por otro lado, los aplazamientos de impuestos sobre la propiedad permiten a los propietarios de la tercera edad y discapacitados diferir el pago hasta la venta de la propiedad o la muerte del contribuyente.      

¿Qué pasa si no pago mis impuestos a la propiedad?

No pagar el impuesto a la propiedad puede resultar en que la autoridad fiscal coloque un gravamen fiscal sobre la misma. Un derecho de retención de impuestos es un reclamo legal contra la propiedad o los activos financieros que posees o que puedes haber recibido. No es una incautación de tus activos, pero es un reclamo sobre ellos. En este orden de ideas, si vendes el activo, el gobierno podría tener derecho a algunos o todos los ingresos. Los compradores y vendedores a menudo descubren gravámenes fiscales sobre las propiedades haciendo una búsqueda de títulos.

¿Cómo puedo deducir impuestos a la propiedad en mi declaración de impuestos? 

  • Para calcular la deducción, usa el Anexo A en el momento que presentes tu declaración.
  • Puedes deducir hasta $ 10.000 dólares ($ 5.000 si eres casado que presenta una declaración por separado) para una combinación de impuestos a la propiedad e impuestos estatales y locales sobre la renta o impuestos sobre las ventas.      
  • Deberás detallar tus impuestos en lugar de tomar la deducción estándar si deseas deducir el impuesto a la propiedad. Probablemente tomará más tiempo hacer tus impuestos si detalla, pero podrías terminar con una factura de impuestos más baja.      
  • No lo olvides: También puedes deducir intereses hipotecarios en tu declaración de impuestos.      

Trucos para reducir una factura de impuestos a la propiedad 

No construyas

Cualquier cambio estructural en una casa o propiedad, hará que tengas que pagar más taxes. Un porche renovado, una piscina, un cobertizo grande o cualquier otro “accesorio” permanente que agregues a tu hogar aumentará su valor.

Por lo tanto, antes de empezar las obras de construcción dentro de tu propiedad, debes investigar cuánto tendrás que pagar de taxes por tu casa. Para ello, te recomendamos que te pongas en contacto con los departamentos locales de construcción e impuestos. Ellos pueden darte una estimación aproximada.

Limita el atractivo exterior

Los asesores fiscales reciben un conjunto estricto de pautas a seguir cuando se trata del proceso de evaluación real. Sin embargo, la evaluación aún contiene una cierta cantidad de subjetividad. Esto significa que las casas más atractivas a menudo reciben un valor tasado más alto que las casas comparables que son menos atractivas físicamente.

Ten en cuenta que en el momento de la evaluación, la propiedad es básicamente comparada con la de los vecinos, así como con otras en el área.

Investiga a tus vecinos

Como se mencionó anteriormente, la información sobre tu hogar está disponible en el ayuntamiento local. Lo que muchas personas no se dan cuenta es que, en muchos casos, la información sobre otras evaluaciones de hogares en el área también está disponible para el público.

Es importante revisar hogares comparables en el área y estadísticas generales sobre los resultados de la evaluación de la ciudad. A menudo puedes encontrar discrepancias que podrían reducir tus impuestos. Por ejemplo, supongamos que tienes una casa de cuatro habitaciones con un garaje para un automóvil, y tu casa tiene un valor de $ 250.000. Tu vecino también posee una casa de cuatro habitaciones, pero esta casa tiene un garaje para dos autos, un cobertizo de 150 pies cuadrados y una hermosa piscina. A pesar de esto, la casa de tu vecino está valorada en $ 235.000.

¿Hubo un error? A menos que tu propiedad tenga otras características distintivas que expliquen la discrepancia, el asesor probablemente cometió un error. Con todo esto en mente, si se encuentra un error, vale la pena informarlo al asesor lo antes posible para que puedas obtener una nueva evaluación si es necesario y así pagar menos por los taxes de tu misma casa.

Busca exenciones

Las exenciones no solo se aplican a organizaciones religiosas o gubernamentales. Puedes calificar para una exención si te encuentras dentro de ciertas categorías. Algunos estados y municipios reducen el monto a pagar por los taxes de una casa a ciertas personas:

  • Mayores      
  • Veteranos      
  • Con ciertas habilidades
  • Y aquellas con propiedades agrícolas

Por lo tanto, te recomendamos que consultes con tu autoridad fiscal para ver si calificas para alguna exención antes de pagar los taxes de tu casa.

  Sigue leyendo: 

¡Comparte nuestro artículo!


Artículos relacionados:

Deja un comentario

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!