¿Cómo llenar un cheque?

Si bien son menos comunes de lo que alguna vez fueron, los cheques aún se usan ampliamente, incluso en el mundo digital. Los cheques en papel son una herramienta efectiva y económica para mover dinero; sin embargo, es probable que no sepas cómo llenar un cheque, simplemente porque no lo usas todos los días.

Pues bien, si este es tu caso, tenemos que ser sinceros contigo: Llenar un cheque es fácil, y en este artículo vamos a mostrarte cómo hacerlo. Puedes seguir los pasos, uno a uno o en cualquier orden que desees, siempre y cuando no omitas la información esencial. Este artículo va a servir principalmente para saber cómo llenar un cheque en dólares, pero puede serle útil a cualquier persona en cualquier lugar del mundo ya que la forma de llenar los cheques, ya sea en dólares u otra moneda, es muy similar. Asi mismo, este artículo va a servir para que puedas llenar un cheque de Chase, llenar un cheque de Wells Fargo o de cualquier otro banco.

En el ejemplo que vamos a utilizar, empezaremos por la parte superior del cheque y terminaremos en la inferior, lo que te permitirá que no olvides ningún paso. ¿Empezamos?

Cómo llenar un cheque personal, paso a paso

Si es la primera vez que vas a llenar un cheque, ver todas esas líneas, espacios y recuadros puede ser un poco intimidante. Pero no te preocupes, que los cheques están creados para ser llenados de manera fácil y rápida. Ahora, veamos cómo llenar un cheque paso a paso.

Paso 1: Escribe la fecha

En la esquina superior derecha del cheque encontrarás un espacio para completar la fecha. En casi todos los casos, esta debería ser la fecha en que estás escribiendo el cheque, pero hay algunas situaciones en las que debes/puedes posdatarlo, es decir, llenar el cheque para que sea cobrado o depositado en una fecha posterior. Con respecto al formato, no importa cuál utilices siempre y cuando escribas correctamente el día, el mes y el año.

Paso 2: Escribe el nombre de la persona o empresa a quien van dirigidos los fondos 

El siguiente paso es completar los detalles del beneficiario. En la mayoría de los casos, este será el nombre de una persona o una empresa. Debes escribir esto, claramente y sin ningún error, en la línea que está marcada como «Pagar a la orden de». No es necesario que coloques el nombre completo, ya que puedes escribir «John Smith» o «J. Smith»; sin embargo, te recomendamos que lo hagas como medida de protección contra posibles fraudes.

Paso 3: Escribe el monto a pagar

La mayoría de los cheques tienen un recuadro vacío con un signo de dólar a la derecha de la línea del beneficiario. Una vez que hayas completado los detalles de a quién deseas pagar, debes completar la cantidad que estás pagando. En esta parte debes escribir las cifras en números solamente, y no es necesario agregar el signo o símbolo de la moneda (en este caso, del dólar estadounidense).

Asegúrate de escribir claramente, para que no haya problemas al leer el monto del cheque. También debes detallar los centavos si es el caso. En este sentido, puedes mostrar los centavos de varias maneras, siendo la más simple usar un punto decimal, escribiéndolo así: $ 25.01.

A veces, un punto decimal se puede confundir con una coma en el campo de la cantidad, por lo que para evitar confusiones, muchas personas escribirán los centavos como una fracción. Por ejemplo, así: $ 25 01/100.

Paso 4: Ahora escribe el monto en palabras

Debajo de la línea del beneficiario, verás que hay otra línea en blanco, generalmente con la palabra «Dólares» después. Aquí es donde debes escribir el monto del cheque en palabras.

Al escribir la cantidad en palabras, permites que tu banco pueda hacer una verificación doble, por lo que si hay un problema al leer el cuadro de números, las palabras proporcionan una copia de seguridad. En los casos en que las palabras y los números difieran, la mayoría de los bancos usarán el monto en palabras para pagar el cheque.

Por lo tanto, escribe esta información lo más claramente posible, e incluye tanto los dólares como los centavos. Ahora bien, es común que la gente también escriba los centavos como una fracción aquí. 

Si no usas la línea completa para escribir la cantidad, dibuja una línea para bloquear el resto. Esta es otra forma de evitar posibles fraudes, ya que básicamente impide que se pueda escribir otra cosa más.

Paso 5 (Opcional): Escribe la nota o memo

Es opcional llenar esta parte del cheque, pero la sección de notas puede ser útil para realizar un seguimiento de tus gastos, ya que en esta sección puedes escribir información adicional para que todos puedan ver para qué es el pago.

Por ejemplo, si estás pagando una factura de servicios públicos, puede escribir «Factura de gas de enero» en esta línea. También puedes incluir tu número de identificación fiscal en el caso de que estés pagando el impuesto federal sobre la renta o un número de cuenta de facturación. Esto puede ser útil en caso de que tu cheque se separe accidentalmente de tu factura, y puede garantizar que tu pago sea aplicado a la cuenta correcta.

El procesamiento del cheque será llevado a cabo independientemente de lo que hayas escrito en la sección de nota; sin embargo, esta sección es una característica invaluable para ayudar a ambas partes a, por ejemplo, mantener un registro organizado de pagos y/o transacciones.

Paso 6: Coloca tu firma en la sección de firma

Finalmente, debes firmar el cheque en la sección correspondiente. Este paso es sin dudas el más importante, pero es el más fácil de olvidar. Si bien un cheque aún podría procesarse si hay un error en otra sección, la falta de una firma evitará que tu banco lo procese, lo que podría generar cargos por cheques devueltos, por pagos atrasados ​​u otros costos. Ahora bien, la sección de firma se encuentra en la esquina inferior derecha del cheque. Sólo necesitas acostumbrarte, ¡y listo! ¡Lograste llenar tu primer cheque!

Sigue leyendo: ¿Qué es una checking account o cuenta de cheques?

como escribir un cheque

¿Qué son los números impresos en un cheque?

Seguramente habrás notado que en un cheque aparecen impresos una serie de números. Pues bien, por lo general en cada cheque hay tres series de números:

  • Número de ruta bancaria. Este número de nueve dígitos identifica el banco donde se encuentra tu cuenta corriente, junto con otra información. Suele aparecer primero en el cheque.
  • Los números de cuenta. El segundo número en el cheque suele ser tu número de cuenta corriente. 
  • Número de cheque. El último número suele ser el número de cheque. Este coincidirá con el número de cheque impreso en la esquina superior derecha del cheque.
Al hacer un pago en cheque, debes asegurarte de que estos números estén intactos y sean claramente visibles, ya que son necesarios para el procesamiento del cheque. Las máquinas en bancos e instituciones financieras leen estos números, por lo que incluso un pequeño agujero en uno de los números puede provocar que la máquina no lea el cheque.

Además, sin estos números el banco del beneficiario no podrá rastrear de dónde debe extraerse el dinero, lo que dará como resultado un cheque sin fondos. Por lo tanto, evita escribir sobre estos números o borrarlos accidentalmente del cheque.

Ahora hablemos del registro de cheques

Independientemente de si estás familiarizado con cómo escribir un cheque o no, muchas personas no entienden adecuadamente la importancia del registro de cheques. El seguimiento de tus gastos es crucial para tener unos buenos hábitos financieros, y administrar adecuadamente un registro de cheques es un comienzo sólido. 

Tal y como ya debes haber concluido por el nombre, un registro de cheques es un registro de los cheques que has emitido y que usas con el fin de tener un seguimiento de los mismos. Esto te permitirá tener un mejor manejo de tus finanzas y evitar costosas tarifas por sobregiro no autorizado en tu cuenta. En consecuencia, debes anotar en tu registro de cheques cada cheque que hayas emitido.

Pasos para anotar un cheque en el registro de cheques

Paso 1: Ingresa tu saldo inicial en la primera línea. Esta debería ser la cantidad que está actualmente en tu cuenta corriente, y se escribe en la columna que está marcada como «saldo». La mayoría de los registros de cheques cuentan con una caja más grande y una caja pequeña, por lo que debes colocar los dólares y centavos por separado en cada caja.      

Paso 2: En la línea siguiente, completa el número de cheque que escribiste en la columna «número de cheque».      

Paso 3: Trabajando en esta línea, completa la fecha del cheque en la columna de fecha y el nombre de la persona o compañía en la columna «descripción de la transacción» y el monto del cheque en la columna «pago / débito». 

Paso 4: A continuación, debes crear un nuevo saldo en la columna de saldo, restando la cantidad del cheque del saldo anterior. Este saldo será diferente del saldo que figura en tu cuenta en línea o recibo de cajero automático ya que el cheque aún no habrá sido procesado.

Paso 5: Repite estos pasos para cada transacción. Esto te ayudará a realizar un seguimiento de la actividad en tu cuenta corriente. Deberás incluir todas las transacciones realizadas desde esta cuenta, incluidos retiros en cajeros automáticos, depósitos, pagos ACH y más. Hacer esto te ayudará a ser lo más preciso posible y a evitar multas o tarifas adicionales.      

Paso 6: Finalmente, cuando recibas tu extracto bancario mensual, identifica los cheques y las transacciones que han sido procesados y agrega una marca en la columna de verificación.

Sigue leyendo: ¿Cómo abrir una cuenta de cheques en Bank of America?

Consejos de seguridad para llenar un cheque y no sufrir fraudes

Cuando llenas un cheque, asegúrate de que éste sea usado de la manera que pretendías, es decir, para pagar la cantidad indicada a la persona u organización al cual va dirigido. 

Los ladrones pueden alterar los cheques que se pierden o son robados. Son innumerables las posibilidades de que un cheque se pierda o sea robado una vez que deja tus manos, por lo que es fácil para los ladrones provocar dolores de cabeza. Ya sea que pierdas o no dinero permanentemente, tendrás que dedicar tiempo y esfuerzo a arreglar cualquier problema provocado por un fraude. Por ello, a continuación te presentamos una serie de consejos de seguridad que debes seguir para disminuir las posibilidades de sufrir un fraude por cheques.

Hazlo permanente

Usa un bolígrafo cada vez que escribas un cheque, puesto que si usas un lápiz, cualquier persona con un borrador puede cambiar el monto y el nombre del beneficiario.

Nada de cheques en blanco

No firmes un cheque hasta que hayas completado el nombre del beneficiario y la cantidad. Si no estás seguro de a quién pagar el cheque o cuánto es el monto que debes poner, pregúnta. Entregar un cheque sin esta información para que la escriba otra persona puede significar dar acceso ilimitado a los fondos en tu cuenta.

Evita que se pueda alterar el monto

Cuando llenes un cheque, asegúrate de escribir el monto de manera tal que sea imposible alterarlo. Para ello, escribe de extremo a extremo, y si queda espacio en blanco dibuja una línea después del último dígito. Por ejemplo, si tu cheque es por $ 8.15, coloque el «8» lo más a la izquierda posible. Luego, dibuja una línea desde el lado derecho del «5» hasta el final del espacio o escribe los números tan grandes que sea difícil agregar números. Si dejas espacio, alguien puede agregar dígitos, y tu cheque podría terminar siendo $ 98.15 u $ 8,159.      

Haz copias de cada cheque que escribas

Si deseas un registro en papel de cada cheque que emites, obtén talonarios con copias al carbón. Estas chequeras vienen con una hoja delgada que contiene una copia de cada cheque que escribes. Como resultado, puedes identificar rápidamente a dónde se fue tu dinero y exactamente lo que escribiste en cada cheque.      

Ten una firma consistente

Muchas personas no tienen una firma legible, y algunas incluso firman cheques y tarjetas de crédito con imágenes humorísticas. Sin embargo, el tener una firma consistente y usarla en cada cheque te ayuda a ti y a tu banco a identificar posibles fraudes. De hecho, de esta manera te resultará fácil demostrar que no eres responsable de un cargo fraudulento.

No “Efectivo”

Evita escribir un cheque pagadero a efectivo. Esto es tan arriesgado como entregarle a un desconocido un cheque firmado en blanco firmado o llevar un fajo de billetes encima. Si necesitas efectivo, retíralo de un cajero automático, compra un chicle y obtén un reembolso con tu tarjeta de débito, o simplemente ve al banco y haz un retiro por taquilla.      

Usa los cheques solo cuando sea necesario

Los cheques son tan riesgosos como cualquier otro método de pago, sin embargo hay formas más seguras de pagar las cosas. Por ejemplo, los pagos electrónicos. Además, la mayoría de los cheques se convierten a un pago electrónico de todos modos, por lo que no estás evitando la tecnología mediante el uso de cheques. Por otro lado, los pagos electrónicos son generalmente más fáciles de rastrear porque ya están en un formato de búsqueda con una marca de tiempo y el nombre del beneficiario. En este sentido, te recomendamos que uses herramientas como el pago de facturas en línea para tus gastos recurrentes, y que utilices una tarjeta de crédito o débito para tus gastos diarios.

Preguntas frecuentes sobre cómo llenar cheques

Dado que los cheques ya no son tan comunes como antes, aquí responderemos algunas de las preguntas más frecuentes para ayudarte a tener confianza cada vez que saques tu chequera. 

¿Se puede usar un lápiz para llenar un cheque?

Si necesitas escribir un cheque a toda prisa, es posible que te preguntes si utilizar un lápiz en vez de un bolígrafo está bien. Respuesta: Es posible escribir un cheque a lápiz, no es una buena idea. El lápiz se puede borrar fácilmente, y alguien podría cambiar cualquier detalle que hayas escrito. De modo que ese pequeño cheque por unos pocos dólares podría ser cambiado a miles de dólares, sin alterar tu firma. Para tener una mejor protección contra cualquier fraude, es importante usar tinta permanente siempre escribas un cheque.

¿Cuándo debería usar un cheque? 

Esto depende, pero hoy no hay tantos escenarios en los que debas pagar con un cheque. Sin embargo, todavía hay compañías que no permiten pagos con tarjeta de crédito o débito, por lo que un cheque personal puede ser la opción más segura. 

Por otro lado, en algunas ocasiones escribir un cheque puede ahorrarte algo de dinero. Las empresas deben pagar una tarifa por el procesamiento de pagos con tarjeta de crédito o débito, por lo que si pagas con un cheque personal, es posible que obtengas un descuento. Si bien esto puede ser solo un porcentaje, podría sumar unos pocos cientos de dólares si realizas una compra grande. Sabemos que hay algunas tarjetas de crédito que ofrecen puntos de recompensa, pero necesitarías gastar mucho para acumular un ahorro equivalente.

¿Es posible escribir cheques para uno mismo?

Aunque los cajeros automáticos han hecho que esto sea un método un poco obsoleto, aún es posible escribir un cheque a tu nombre para obtener efectivo de tu cuenta corriente o para mover dinero entre cuentas.

Si vives en un área donde no hay cajeros automáticos o si no tienes uno cerca, o si éstas cobran una tarifa demasiado altas, puedes escribir un cheque y endosarlo firmando en el reverso. Solo asegúrate de esperar a estar en el banco antes de endosar tu cheque, ya que si pierdes un cheque endosado alguien podría cobrarlo y terminarías perdiendo dinero.

¿Cómo se posdata un cheque?

Como mencionamos anteriormente, no es obligatorio usar la fecha actual en tu cheque. En este orden de ideas, posdatar un cheque simplemente significa que usas una fecha futura en tu cheque. Esto generalmente se debe a que no hay suficiente dinero en tu cuenta corriente para cubrir el monto, por lo que la fecha posterior te da tiempo de obtener los fondos adicionales para el procesamiento del cheque.

En general, si bien puedes posdatar cheques, no es una buena práctica y debes evitarla. Los cheques posdatados pueden ser una señal de que no estás administrando tus finanzas tan bien como podrías o que estás gastando más de lo que puedes pagar. Además, los beneficiarios no están obligados a aceptar cheques con fecha posterior, por lo que puedes tener problemas, incluidos cargos por cheques devueltos.

¿Qué pasa si cometo un error al llenar un cheque?

Es importante evitar cualquier error siempre que sea posible. Te recomendamos que siempre verifiques tu cheque en busca de errores como no firmar, poner la fecha incorrecta o ingresar cantidades diferentes en palabras y números. Cualquier error en tu cheque que impida o retrase su procesamiento podría costarte dinero. Si tu banco o una empresa no puede procesar el pago, este podría provocar cargos por cheques devueltos, cargos por pagos atrasados ​​u otros costos.

¿Cómo se escribe un cheque anulado?

Para procesar retiros directos, depósitos directos, pagos automáticos de facturas u otras transacciones, una empresa o empleador puede requerir un cheque anulado. Esto ayuda a garantizar que tengan acceso a las cuentas correctas y puedan procesar la transacción sin cometer errores.

Anular un cheque es bastante sencillo de hacer. Solo necesita escribir «NULO» en letras muy grandes en el medio del cheque. También puedes escribir nulo en otros lugares del cheque, tantas veces como desees para dejar en claro que ya no es válido.

Si cometiste un error al llenar el cheque y necesitas anularlo, simplemente haz lo que te hemos indicado y luego tritúralo o rómpelo.

¿Qué alternativas a los cheques tengo?

En la actualidad, existen muchas alternativas para emitir un cheque que pueden facilitarte la vida.

  • Pago de facturas en línea. La mayoría de los bancos te permiten configurar el pago electrónico de facturas a través de su interfaz en línea. En este sentido, el pago se hace electrónicamente cuando es posible, y en algunos casos imprimirán y enviarán un cheque por correo.
  • Tarjetas de débito y crédito. La mayoría de los minoristas aceptan tarjetas de débito y crédito en estos días, lo cual era poco común cuando los cheques eran el método de pago preferido.
  • Servicios de pago persona a persona. Estos servicios (como Venmo, PayPal, Zelle, Google Pay) te permiten enviar dinero a amigos, familiares, o cualquier otra persona. A menudo son gratuitos, pero a veces hay un cargo, así que asegúrate de investigar al respecto antes de usarlos.      
  • Por supuesto, siempre puedes usar efectivo también, ¡así que no te olvides de pedir tu recibo!

Saber cómo llenar un cheque sigue siendo importante 

Saber cómo llenar un cheque personal sigue siendo importante. Si bien muchas personas consideran que los cheques personales son obsoletos, aún puede ser necesario utilizarlos en varios escenarios.

Aunque escribir un cheque no es complicado, cometer un error puede costarte dinero, por lo que vale la pena repasar tus habilidades para escribir cheques y asegurarse de hacerlo bien.

Sigue leyendo: 

¡Comparte nuestro artículo!


Artículos relacionados:

Deja un comentario

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!