¿Cómo empezar un negocio de landscaping?

Cualquiera que tenga un jardín o un huerto urbano en casa sabe que mantener a las plantas, árboles y flores fuertes, sanos y hermosos requiere de mucho tiempo y esfuerzo. Quizás por eso no debería sorprendernos que haya una cantidad inimaginable de empresas y profesionales que ofrecen servicios de jardinería. Y es que, tener una mano amiga que te ayude a cortar el césped, plantar algunos retoños, quitar la maleza, abonar la tierra y podar los arbustos no tiene precio, ¿o sí? Aunque no lo creas, un negocio de landscaping puede ser muy lucrativo y a continuación te enseñamos cómo empezar.

Por supuesto, contratar a un jardinero no es algo para todos. Hay quienes realmente disfrutan de pasar un largo rato al aire libre rodeado de la madre naturaleza. Si eres uno de ellos y crees tener un don para las plantas, ¡felicidades! No solo tendrás un jardín que será la envidia de tus vecinos, sino que además podrás empezar tu propio negocio de jardinería y landscaping.

El sector de la jardinería siempre está en auge, en especial si ofreces el servicio de paisajísmo. Para que te hagas una idea, solo este sector es capaz de mover cerca de 93,000 millones de dólares al año. ¿Un plus? Si vives en un estado cálido, tendrás trabajo la mayor parte del año.

¿Ahora sí te preguntas cómo empezar un negocio de landscaping? Pues, ¡bienvenido! Hemos creado una guía especial para ti.

Cómo empezar un negocio de landscaping

¿Deberías montar un negocio de landscaping?

Esto queda en ti. Si disfrutas de ello o tienes conocimientos del tema, podría ser una buena opción. Pero, por supuesto, todo debería resumirse al plano económico. Para que te hagas una idea, un trabajador promedio de este sector gana entre $30 y $50 por hora. ¿Conclusión? Da mucho trabajo, pero es un negocio bastante lucrativo. 

Claro, a esto tendrás que restarle también la inversión, que no es para nada pequeña, pero piensa en las posibilidades de crecimiento que tendrás a futuro.

Paso a paso. Cómo empezar un negocio de landscaping

Hay algo que debes tener en cuenta: el sector de la jardinería es más variado de lo que parece. Podrías dedicarte a cualquier ámbito, desde la jardinería comercial hasta la creación de espacios verdes de ensueño. Por supuesto, cada uno de estos servicios necesitaría diferentes herramientas para tener éxito.

Independientemente del sector al que desees dedicarte, ¡tendrás una audiencia que conquistar! Siempre habrá alguien que necesite que le corten el césped, que poden sus árboles o que le diseñen su propio oasis vegetal para poder disfrutar del buen clima al aire libre.

¿Lo básico? Siempre debes estar ahí para tu clientela. Sé profesional y ofrece servicios de calidad superior. Allá afuera hay muchas empresas de jardinería y landscaping. ¿La diferencia? No todas facilitan un trato personalizado y especializado. Esa debe ser tu bandera para diferenciarte del resto.

#1 Determina qué servicios quieres ofrecer

El primer paso para empezar tu negocio de jardinería es decidir qué servicios deseas prestar, ya que de esto dependerá tu estrategia publicitaria, los equipos y herramientas que necesitarás e incluso tu audiencia. Para inspirarte, te daremos algunas ideas, pero toma en cuenta que no son las únicas: hay muchas otras más:

  • Paisajismo. Este es el servicio más exclusivo de jardinería que podrías prestar. El costo de un landscaping es superior, al menos si lo comparas con los demás, pero también deberías tener en cuenta que la cantidad de trabajo será un poco más baja.
  • Mantenimiento de jardín. Es decir, cortar el césped, podar algunos arbustos, entre otros. Quizás puedas incluir también la puesta de grama nueva o el abono de la tierra, pero esta decisión te la dejamos a ti.
  • Plantación vegetal. ¿Tus clientes desean tener un espacio lleno de orquídeas? ¿Prefieren un árbol de roble o un par de pinos? Podrías, si lo quisieras, ofrecer la plantación de distintas especies. 

#2 Decide si debes alquilar o comprar los equipos

Alquilar equipos de jardinería es más barato que comprarlos, ¿cierto? Si tienes capital y deseas invertirlo en un primer momento, podrías decantarte por adquirir herramientas de buena calidad y alquilar aquellos equipos que sean más grandes y costosos. Más adelante -cuando tu negocio despegue- podrías usar las ganancias para comprar tu propio equipamiento.

Calcula también el mantenimiento que necesitarás. Los expertos en jardinería afirman que los contratistas de paisajismo le dedican al menos 10 horas a la semana al mantenimiento del equipamiento. Durante estas horas, estarás fuera de servicio. A esto habría que añadirle los costos asociados, es decir, la compra de filtros de aceite y combustible, el mismísimo aceite en sí, las piezas de repuestos, las cuchillas y afiladoras, etc.; esto además de:

  • Palas
  • Motosierras
  • Cultivadoras
  • Carretillas
  • Abono
  • Tierra
  • Semillas
  • Cortadoras de césped
  • Tijeras de jardinería

Nota: La mayoría de las personas que desean empezar un negocio de landscaping no lo saben, pero una cortadora de césped profesional podría llegar a costar unos $12,000. Si quieres dedicarte exclusivamente al paisajismo, también necesitarás un camión (es decir, unos $10,000 si te decantas por uno usado), un remolque ($5,000), un cargador frontal (de $10,000 a $50,000) y algunas otras cosas más.

En total, en cada viaje transportarías $50,000 o más en equipos y herramientas. Justamente por eso quienes se inician en este sector prefieren pagar $3,000 mensuales en el alquiler de equipos para que, una vez que tengan éxito y una cartera de clientes bien establecida, comprar su propio equipamiento.

#3 Compra las pólizas de seguros pertinentes

Puede que no lo parezca, pero el sector de la jardinería está lleno de papeles. ¿Qué quiere decir esto? Que tendrás que tramitar ciertas cosas antes de poder iniciar oficialmente tu negocio

Una de las cosas que necesitarás es la aseguranza para negocios. Aquí incluiríamos el seguro de responsabilidad civil, que es el más importante de todos porque cubre desde el costo de las reparaciones hasta los honorarios legales y daños que deberían pagarse en caso que tu empresa o uno de tus empleados ocasione un daño accidental. 

Otro seguro que necesitarás es el seguro de compensación para tus trabajadores. Esto te mantendrá seguro en caso que uno de tus empleados se lesione en ejercicio de sus funciones porque pagará tanto sus gastos médicos como los costos judiciales, en caso que los haya.

¿Qué otros seguros podrían ser útiles para ti?

  • Seguro de carga para los bienes dañados en tránsito.
  • Seguro de carro para los camiones y vehículos oficiales de la empresa.
  • Seguro comercial de cobertura amplia, para que cubra los excedentes.

#4 Tramita las licencias y permisos necesarios

Si vas a ofrecer la aplicación de pesticidas como un servicio, necesitarás tramitar también una carta de pesticidas. Eso sí: esta especie de licencia no se exige en todos los estados. Tendrás que averiguar cuál es el proceso legal establecido para tu localidad Sin embargo, los expertos no recomiendan que te inicies en este proceso a menos que tu empresa ya esté bien posicionada. ¿Por qué? Porque es un trámite engorroso y también costoso.

Independientemente de si deseas ofrecer o no la aplicación de pesticidas, necesitarás también las licencias comerciales que se exijan en tu estado para poder operar sin complicaciones. No te olvides de solicitar tu número de identificación del empleador.

#5 Obtén tu seguro de responsabilidad laboral

Por su importancia, el seguro de responsabilidad laboral merece un paso aparte. ¿Qué haría este seguro por ti? Respaldar a tu empresa en caso que cometas ciertos errores contables frecuentes, como un mal cálculo de horas extra o del salario. Piensa que, si el Departamento de Trabajo determina que no puedes pagarle a tu equipo un sueldo fijo sino un salario por hora, podrías terminar debiendo un montón de dinero, esto además de tener que pagar también una multa cuantiosa que podría ser desde los $10,000 hasta de $450,000 o quizás hasta más.

Con un seguro de tu lado, no tendrás que preocuparte por ninguna de estas cosas. En caso de errores, la empresa de aseguranza estará de tu lado.

# 6 Calcula los precios de cada servicio

Antes de lanzarte al agua, necesitas investigar el mercado, identificar a tu competencia y calcular a qué precio ofrecerás cada servicio. Aunque siempre puedes ajustar las tarifas sobre la marcha, esto te asegurará de que empezarás con buen pie.

#7 Elabora un plan de marketing

Cuando comiences con tu empresa de landscaping, las redes sociales serán tus aliadas. Necesitas abrir tu perfil profesional en Facebook y en otras redes que atraigan tráfico y que tengan herramientas que te permitan mostrar lo que haces. Pinterest e Instagram son un par de ellas.

Las redes sociales no lo serán todo. Ofrece un servicio excelente y algunos incentivos para promover el marketing de boca en boca y no te olvides de tener presencia en línea y estudiar un poco de SEO. Por lo general, necesitarás de $500 a $2,000 de inversión para conseguir de 10-100 clientes nuevos.

Si estás comenzando, también te convendría hacer una promoción especial por el lanzamiento de tu empresa. 

#8 Mantén tus finanzas en orden

Un negocio de landscaping tiene sus particularidades, pero también es como cualquier otro. ¿Traducción? Pues, necesitas mantener tus finanzas al día. Aunque puedes usar lápiz y papel para hacerle un seguimiento a las deudas por cobrar, citas pendientes, pagos, entre otros; quizás te convenga usar una aplicación comercial. 

Recuerda que hay programas y softwares novedosos que se encargarán de todo, desde las visitas de los clientes hasta el cálculo de la nómina

Recomendación: Te conviene echarle un vistazo al software de contabilidad Xero que emite facturas, calcula las cuentas por cobrar, pone en orden la nómina y ayuda a gestionar los activos fijos. Este programa es perfecto para empresas pequeñas, es decir, que tengan de 5-10 empleados.

Como ves, hay algunos pasos exclusivos que necesitas dar para poder comenzar con un negocio de paisajismo. Sin embargo, también hay otros que son más bien elementales o de sentido común, como brindar un servicio de alta calidad, ofrecer un trato personalizado, cumplir con las expectativas de los clientes, no prometer más de lo que puedes hacer y estar disponible 24/7, por así decirlo. 

Si cumples con esto, eres innovador y resultas ser un verdadero artista que usa a la madre naturaleza como lienzo, ¡deberías tener el éxito asegurado!

Sigue leyendo:

¡Comparte nuestro artículo!


Artículos relacionados:



Artículos relacionados:

Deja un comentario

¡NO sigas este enlace o serás bloqueado en este sitio!