Cómo alquilar un apartamento sin verificación de crédito

Independizarte de tus padres y encontrar un nuevo lugar para vivir es generalmente una cosa difícil. Y si encima quieres alquilar un apartamento en una linda zona de la ciudad pero sin verificación de crédito, puede ser un reto mayor, pero no es imposible. Piensa que, en ese caso, los apartamentos estarán disponibles solo por algunos días, ya que la demanda suele ser más alta que la oferta. 

Por eso no es de extrañarse que los propietarios y agencias de bienes raíces estudien con detenimiento a cada candidato, solicitando una verificación de su puntaje de crédito. Y es que, esta sencilla práctica les permitirá descartar a los solicitantes que no les inspiren confianza o que no puedan pagar el alquiler a fin de mes.

¿Esto quiere decir que quienes no cuentan con un historial crediticio no pueden acceder a una vivienda en alquiler? No necesariamente. Recuerda que todos deben buscar su primer hogar en algún momento y si ellos pueden encontrarlo, ¡tú también! Descubre cómo y prepárate para mudarte.

Cómo alquilar un apartamento sin verificación de crédito

Sé transparente con tus ingresos

El hecho de que no aún no cuentes con un historial de crédito no quiere decir que tu perfil como candidato no sea atractivo. Si eres capaz de demostrarle al dueño del apartamento que tus ingresos mensuales son suficientes para pagar el alquiler y, además, hacerte cargo de los gastos de mantenimiento, tendrás un pie adentro.

Para asegurarte de no ser rechazado, verifica que el total de tus ingresos supera el triple de la renta mensual. Si eres capaz de gastar un tercio de lo que ganas mensualmente en el alquiler, serás un solicitante tan espléndido como cualquier otro.

¿Quieres intentar esta idea? Entonces, reúne los tres últimos recibos de pago de tu empleo y adjúntalos a la solicitud. Si lo deseas, puedes reforzar tu credibilidad añadiéndole un estado de tu cuenta de ahorros.

Encuentra un cosignatario

La mejor forma de conseguir un apartamento fantástico y a buen precio cuando todavía no tienes vida crediticia es encontrar a una persona responsable que cuente con una buena calificación para que firme contigo. Si eres demasiado joven y le propones esto al propietario, es posible que ganes algunos puntos porque habrá un adulto que te respaldará en caso que no puedas cubrir la renta.

No obstante, ¡ten cuidado! Recuerda que, si no pagas, la responsabilidad legal caería en el cosignatario del contrato. Por eso debes ser realista y escoger un inmueble que se ajuste a tu presupuesto. 

Busca un propietario que actúe por su cuenta

Los condominios, gestores de propiedades y agencias de bienes raíces suelen ser muy precavidos con los solicitantes de alquiler. Pero, ¡que eso no te desanime! Si buscas un apartamento en renta que esté siendo manejado por su propio dueño, tendrás una ventaja enorme.

Piensa que los propietarios suelen ser más flexibles que las empresas, así que tratar directamente con el dueño elevaría tus probabilidades de mudarte pronto.

Ofrece mudarte de inmediato

Las propiedades en alquiler son difíciles de mantener cuando están vacías. Recuerda que, de no tener un inquilino, todos los gastos de mantenimiento correrían por cuenta del propietario. Y eso no es todo: si el inmueble fue constituido en garantía, por ejemplo, para un préstamo hipotecario, cada cuota mensual saldría del bolsillo del dueño, al igual que los impuestos sobre la propiedad y cualquier reparación que necesite.

¿En conclusión? No aprovechar la rentabilidad de un apartamento en alquiler es un gran error y los propietarios lo saben. Esta debilidad de los dueños podría ser tu fortaleza: si le ofreces al propietario mudarte de inmediato, es posible que se vea tentado y firme el contrato. Esto es tan así que quizá puedas alquilar el apartamento sin siquiera llegar a una verificación de crédito.

Consigue el roommate perfecto

Una gran forma de lograr rentar un alquiler sin verificación de crédito es compartir la casa con alguien con buen historial de crédito y una entrada de ingresos estable. Y es que, en ese caso, los ahorros, ingresos e historial de ambos se combinarán en uno solo, aumentando las posibilidades de que el propietario dé un paso adelante y les alquile.

Eso sí: tienes que asegurarte de cumplir con tu parte del contrato, ya que, de lo contrario, no solo estarías afectando tu puntaje de crédito, sino también tu amistad.

Piensa en un alquiler a corto plazo

Aunque el plazo estándar de duración de los contratos de alquiler es de un año (en especial si el arrendador y arrendatario no tienen una relación de larga data) nada te impide negociar un contrato más corto. De hecho, esta movida podría ser beneficiosa para ambos:

  • El propietario quiere encontrar a alguien que le inspire confianza. Si firmas un contrato de tres meses, por ejemplo, tendrás el tiempo necesario para demostrarle que lo eres.
  • Firmar un contrato a corto plazo también es una oportunidad para ti, ya que podrás comprobar cómo es la vida en la zona y si los gastos de mantenimiento se ajustan a tu presupuesto.

Si no hay problemas durante los tres meses del contrato, podrás negociar con el dueño una extensión de nueve meses para finalizar el año. Solo recuerda mantenerte al día con los pagos, tal como lo hiciste durante el período de prueba.

Pídele referencias a tus amigos y empleadores

La mayoría de los propietarios solicitan información de contacto de los anteriores arrendadores y empleadores para verificar que el candidato sea una persona confiable. Pero tú tienes la oportunidad de ír más allá pidiéndole a tus amigos, colegas y empleadores una recomendación por escrito. Tener el apoyo de los empleadores (o incluso de tus profesores universitarios) es una excelente forma de demostrar que eres alguien en quien se puede confiar.

Ofrece pagar unos meses por adelantado

Una de las maneras más fáciles de alquilar tu primer apartamento sin verificación crédito es ofrecerte a pagar unos meses por adelantado o dar una garantía superior a la que pide el propietario. Esta sería una excelente forma de demostrarle al dueño que eres una persona seria, responsable y con suficientes ahorros.

Habla con él y explícale tu situación

A muchos propietarios les basta con que los solicitantes adjunten una carta a su solicitud explicando por qué no cuentan con un historial de crédito. Por tanto, si hay una razón comprensible o legítima por la que no todavía no tengas el tuyo, redacta una carta explicativa, adjúntala a tu solicitud y pide hablar con el propietario.

Como ves, alquilar un apartamento sin verificación de crédito no es una misión imposible. No obstante, esto no quiere decir que no sea una buena idea comenzar a trabajar en tu puntaje crediticio para evitarte problemas a futuro. Piensa que tener un buen crédito es muy importante, ya sea para comprar un vehículo, solicitar préstamos, acceder a APRs más bajos o alquilar un apartamento.

¿No sabes cómo comenzar? Es simple: habla con un agente bancario y pregúntale cómo puedes hacer para solicitar una tarjeta de crédito asegurada, incluso si el límite es bajo. Esta será una excelente forma de empezar a construir tu crédito sin riesgos ni dolores de cabeza.

Sigue leyendo:

¡Comparte nuestro artículo!


Artículos relacionados:

Deja un comentario

¡NO sigas este enlace o serás bloqueado en este sitio!