¿Qué es una carta de validación de deuda?

Una carta de validación de deuda puede ser una herramienta eficaz para tratar con los cobradores. Sin embargo, hay mucha información errónea en línea sobre cómo usar una correctamente. En este artículo vamos a desmitificar la carta de validación de deuda explicando qué es, cuándo se debe usar (y cuándo no), y cómo debes escribirla.

¿Qué es una carta de validación de deuda?

¿Qué es una carta de validación de deuda?

Si un cobrador de deudas se pone en contacto contigo por un presunto saldo vencido, tienes derecho a impugnar su reclamación y solicitar pruebas de que realmente debes el dinero.

La Ley de Prácticas Justas de Cobro de Deudas (FDCPA) establece que un cobrador de deudas debe proporcionar una prueba de la deuda si así lo solicitas. Y una carta de validación de deuda es justamente la herramienta que se usa para hacer esto.

A veces verás los términos «carta de validación de deuda» y «carta de verificación de deuda» usados como sinónimos, y aquí es donde la gente suele confundirse. Técnicamente, son dos cosas diferentes:

  • Una carta de validación de deuda en el sentido más estricto viene del cobrador de la deuda. Se trata de la notificación escrita del cobrador de deudas que contiene todos los detalles de la supuesta deuda, como la cantidad, quién es el acreedor, etc.
  • Una carta de verificación de la deuda es la carta que tú envías al cobrador de la deuda si estás disputando la validez de su reclamo y quieres que te proporcionen una prueba de que su reclamo es válido.

Cuándo usar una carta de validación de deuda… y cuándo no 

Los 3 escenarios más comunes para enviar una carta de validación de deuda a un acreedor o agencia de cobro son:

  • Identidad equivocada. Si tu nombre es Sam Jones pero no eres el Sam Jones que debe el dinero, envía al cobrador una carta de validación de deuda pidiéndole que pruebe que está contactando al Sam Jones correcto. Los errores pueden ocurrir y ocurren. Si no se demuestra que eres la persona que realmente debe el dinero, dejarán de contactarte.

 

  • La deuda es muy antigua. Si un cobrador de deudas se pone en contacto contigo por una deuda antigua, incluso si crees que puedes deber parte o toda la cantidad que están reclamando, tienes derecho a solicitar documentación que demuestre que realmente debes el dinero. Si no pueden proporcionar la documentación adecuada para validar su reclamación, deben cesar sus esfuerzos de cobro y cerrar el expediente.

 

  • La deuda ha sido comprada. Las deudas se compran y se venden todo el tiempo. Y muy a menudo, el registro es bastante pobre. Así que si un cobrador de deudas se pone en contacto contigo por una deuda vencida y parece que compró la deuda de uno de sus antiguos acreedores, envía una carta de validación de deuda al cobrador de deudas pidiéndole que demuestre que eres tú quien realmente debe el dinero y que ellos son los propietarios legítimos de tu cuenta. Si no pueden presentar la documentación adecuada, deben retirar su reclamación.

Sólo porque un cobrador diga que debes dinero no significa que sea verdad. Si hay alguna duda, haz que te muestren el papeleo apropiado para validar su supuesta reclamación. Es tu derecho, de acuerdo con la sección 809 de la FDCPA.

Ahora bien, el uso de la carta de validación de deuda no se recomienda en todos los casos. De hecho, puede resultar contraproducente y trabajar en tu contra si no la usas sabiamente. Aquí hay algunos escenarios en los que te recomendamos que no envíes una carta de validación de deuda.

  • Quieres resolver el asunto. Si sabes que debes el dinero y tu objetivo es resolver en última instancia tu saldo pendiente con una liquidación única de suma global descontada o incluso un plan de pago, no envíes una carta de validación de deuda que obligue al cobrador de deudas a ir a desenterrar el papeleo asociado a tu cuenta. Sí, es posible que los hagas tropezar con un tecnicismo en el papeleo y no puedan presentar la documentación para validar tu deuda. También es posible que encuentren la documentación solicitada, y entonces puede que no estén de humor para cooperar contigo ya que les obligaste a hacer todo ese papeleo. Así mismo, una solicitud de validación de la deuda podría provocar que un bufete de abogados de cobranza litigue en tu contra.

 

  • La deuda está cerca del final del plazo del estatuto de limitaciones. Cada estado tiene un estatuto de limitaciones que establece el tiempo que puedes ser responsable de una deuda. Si crees que la deuda en cuestión se está acercando a la prescripción y prefieres dejar que éste expire en lugar de tratar de resolverla, el envío de una carta de validación de deuda podría alertar al cobrador de la deuda sobre la proximidad de la fecha límite, posiblemente invocando una acción de cobro más agresiva en tu contra. Además, si su carta de validación de deuda reconoce inadvertidamente la validez de la deuda, eso puede extender o revivir la prescripción en algunos estados.

¿Cómo se escribe una carta de validación de deuda?

Una carta estándar y profesional es siempre lo mejor. Nunca expreses emociones. En vez de eso, simplemente expón los hechos tal y como los conoces y asegúrate de hacer varias preguntas clave. Siempre es una buena idea enviar esta carta por correo prioritario, asegurándote de recibir un acuse de recibo.

  • Pide el nombre y la información de contacto del acreedor original.
  • Pregunta por qué el cobrador cree que tú eres el dueño de la deuda en primer lugar.
  • Pide un registro de todos los propietarios de la deuda.
  • Pregunta por la cantidad y la antigüedad de la deuda.
  • Pregunta al cobrador bajo qué leyes está actuando..

Estas preguntas pueden parecer tanto auto-explicativas como extrañamente específicas. Sin embargo, al enviar una carta de validación de deuda estás siguiendo un proceso legal ordenado por la ley federal. En este sentido, si el cobrador no puede presentar una verificación, cualquier violación del cese sería ilegal.

Por ejemplo, si simplemente necesitas más información sobre una deuda, dilo. O si realmente crees que no tienes ninguna deuda, simplemente dilo. A continuación, te mostramos un ejemplo de una carta escrita por la Oficina de Protección Financiera del Consumidor (CFPB, por sus siglas en inglés), en la cual se pide más información. Puedes descargarla aquí.

La CFPB tiene varios ejemplos de cartas disponibles en su sitio web. Ten en cuenta que debes modificar la carta para que se ajuste a tu situación particular.

Sigue leyendo:

¡Comparte nuestro artículo!


Artículos relacionados:

Deja un comentario

¡NO sigas este enlace o serás bloqueado en este sitio!