¿A qué edad se puede comprar una casa en Estados Unidos?

¿A qué edad puedo comprar una casa en USA?
12
min de lectura

Compromiso editorial

Si bien no somos asesores financieros, nos esforzamos por ayudarte a tomar decisiones financieras más inteligentes. Aunque nos adherimos a una estricta integridad editorial, este post puede contener referencias a productos publicitados. Aquí tienes una explicación de cómo ganamos dinero.

Mas información

Lo que debes saber

Legalmente, se puede comprar una casa a los 18 años en la mayoría de los estados de USA, 19 en Alabama y Nebraska, y 21 en Mississippi.

Comprar una casa a temprana edad permite acumulación de patrimonio, estabilidad financiera y beneficios fiscales, pero compromete financieramente a largo plazo.

Alternativas para menores de edad incluyen co-compra, alquiler con opción a compra, fideicomisos de vivienda y ahorro y planificación.

Legalmente, no existe una edad mínima establecida a nivel federal para adquirir un inmueble. Para saber a qué edad se puede comprar una casa en Estados Unidos, hay que tener en cuenta las legislaciones estatales.

Casi todos los estados exigen que los compradores sean mayores de 18 años para poder firmar un contrato legalmente vinculante, a excepción de Alabama y Nebraska donde la mayoría de edad es a los 19, y Mississippi que la establece a los 21.

Noticias Relacionadas

En este artículo conocerás a qué edad se puede comprar una casa en Estados Unidos, las ventajas y desventajas de comprar siendo joven, algunos consejos para decidir si conviene hacerlo y alternativas si aun no alcanzas la mayoría de edad.

¿A qué edad puedo comprar una casa en USA?

Para poder acceder al mercado inmobiliario en Estados Unidos debes tener, al menos, 18 años en la mayoría de los estados; 19 si vives en Alabama o Nebraska; y 21 si te encuentras en Mississippi.

El motivo principal es la capacidad legal para celebrar cualquier contrato, incluyendo uno de compra o la obtención de un crédito hipotecario. Pero, además, existen otras razones por las que la edad para comprar una casa debe ser 18 o más.

Responsabilidad financiera

La compra de una casa implica una serie de responsabilidades financieras significativas y a largo plazo. Dentro de las obligaciones que hay que considerar, están:

  • Hipoteca. Si, como la mayoría de los compradores, necesitas una hipoteca para financiar la compra, es posible que no tengas el historial crediticio, la documentación necesaria, la estabilidad laboral o los ingresos suficientes para los pagos mensuales.
  • Gastos de mantenimiento. Como propietario de una casa, serás responsable de las reparaciones, el mantenimiento del jardín y los posibles gastos imprevistos. Puedes no tener los recursos ni la experiencia para hacer frente a estos gastos.
  • Impuestos y seguros. Los propietarios de viviendas deben pagar impuestos sobre la propiedad y, en muchos casos, también asegurar la casa. Estos gastos adicionales deben ser considerados en el presupuesto.
  • Estabilidad laboral y capacidad de pago. Para comprar una casa, es importante tener una fuente de ingresos estable y suficiente capacidad de pago para cumplir con las obligaciones financieras, algo que no es muy frecuente en los jóvenes.

Historial crediticio limitado

El historial crediticio es un registro que muestra cómo una persona ha manejado sus obligaciones financieras en el pasado. A partir de él y del puntaje de crédito que evidencia, los prestamistas evalúan la solvencia crediticia de un individuo.

Debido a tu edad, es probable que no hayas tenido la oportunidad de establecer una trayectoria crediticia y de demostrar que no existe (o es muy bajo) el riesgo de que no puedas pagar tu hipoteca.

Esto puede dificultar la obtención de una hipoteca y, si la consigues, tal vez te ofrezcan condiciones menos favorables, como tasas de interés más altas o requisitos de pago inicial más elevados.

Protección legal y tutela

Las leyes están diseñadas para proteger a los menores de edad y asegurarse de que no sean estafados. Intentan regular que las decisiones financieras y legales complejas se tomen en un momento en que se comprendan sus implicancias.

Claro que es posible adquirir una casa siendo menor, a través de un adulto o tutor legal, pero es fundamental contar con un asesoramiento legal y financiero adecuado para garantizar que tus intereses estén protegidos.

Esto puede incluir la redacción de acuerdos legales, la participación de un abogado o un asesor financiero, y la comprensión de las implicaciones fiscales y legales de esta estructura de propiedad.

Sigue leyendo: Las tasas hipotecarias más bajas en Estados Unidos

Ventajas de comprar una casa a temprana edad

Existe la posibilidad de que quieras comprar una casa en efectivo para asegurarte de que el dinero no se desperdicie, o de que hayas conseguido alguna forma de financiación incluso siendo muy joven. Algunas ventajas de hacerlo, son:

  • Acumulación de patrimonio a largo plazo. Comprar una casa a una edad temprana te permite iniciar la acumulación de patrimonio a largo plazo. A medida que pagas tu hipoteca mensualmente, estás construyendo capital en tu propiedad.Con el tiempo, el valor de la propiedad puede aumentar, lo que significa que tendrás un activo valioso que puede generar riqueza y estabilidad financiera a lo largo de los años.
  • Estabilidad y seguridad financiera. Al tener una vivienda propia, no estás sujeto a aumentos de alquiler o cambios en las políticas de arrendamiento. Si tienes una hipoteca fija, será más fácil planificar tu presupuesto.
  • Construcción de historial crediticio. Si obtienes la casa a través de un préstamo hipotecario, realizar los pagos mensuales en tiempo y forma te permitirá construir un historial financiero sólido que abra más puertas.
  • Posibilidad de invertir en propiedades adicionales. Ser un propietario joven te da la oportunidad de invertir en propiedades en el futuro. Una vez que hayas acumulado patrimonio en tu primera casa, puedes considerarla como una inversión.Utilízala como base para adquirir propiedades adicionales, ya sea para alquilarlas y generar ingresos pasivos o para diversificar tu cartera de bienes raíces.
  • Beneficios fiscales. En Estados Unidos, los propietarios pueden deducir los intereses hipotecarios y bajar los impuestos a la propiedad en su declaración de impuestos. Estos beneficios reducirán tu carga fiscal y aumentarán tus ahorros.
  • Sentimiento de pertenencia y estabilidad emocional. Tener un lugar propio para llamar hogar te proporciona raíces y una sensación de arraigo a tu comunidad, lo que puede tener un impacto positivo en tu calidad de vida y en el bienestar familiar.

Desventajas de comprar una casa siendo joven

Ya sabes a qué edad se puede comprar una casa en Estados Unidos por lo que, si estás pensando en hacer una operación inmobiliaria tan importante, es imprescindible que seas consciente de las desventajas que puede acarrear.

  • Compromiso financiero a largo plazo. La mayoría de las hipotecas son préstamos a largo plazo que requieren pagos mensuales durante un período de 15 a 30 años. Esto puede limitar tu flexibilidad y afectar tus opciones de gasto y ahorro en el futuro.
  • Restricciones en la movilidad geográfica y laboral. Si necesitas mudarte debido a oportunidades laborales, cambios en tu situación familiar o cualquier otra razón, vender una casa y liquidar una hipoteca puede llevar tiempo y esfuerzo.Además, si el valor de la propiedad ha disminuido o si no has acumulado suficiente capital, puedes enfrentar pérdidas financieras al vender la casa.
  • Responsabilidades y gastos adicionales. Además de la hipoteca, deberás asumir los costos de mantenimiento, reparaciones, seguros e impuestos. Estos gastos pueden ser significativos y afectar tu capacidad para ahorrar o invertir en otras áreas.
  • Falta de flexibilidad y oportunidades de inversión. La compra de un inmueble congelará gran parte de tu patrimonio neto, limitando tu capacidad para diversificar tus inversiones o aprovechar otras oportunidades de crecimiento financiero.

Consejos para un comprador joven

Según la Oficina del Censo de USA, la edad promedio para comprar casa por primera vez en los Estados Unidos fue de 33 años en 2021. Por eso, te acercamos unos consejos para que consideres si es el momento adecuado para comprar una casa.

  1. Evalúa tu situación financiera. Considera tus ingresos, tus gastos mensuales, tus ahorros y tus deudas. Calcula cuánto puedes destinar para el pago inicial, la hipoteca mensual y los gastos asociados, sin comprometer tu estabilidad financiera.
  2. Considera tu estabilidad laboral. Si tienes un trabajo estable con perspectivas de crecimiento, puede ser más seguro comprar la casa. Si estás en una etapa temprana de tu carrera y hay incertidumbre a largo plazo, puede ser más prudente esperar.
  3. Estudia el mercado inmobiliario local. Observa las tendencias de precios, la oferta y la demanda, así como las perspectivas futuras. Comprar en un mercado en auge puede ser una buena inversión, pero también implicará precios más altos.
  4. Analiza el costo de alquilar frente a comprar. El alquiler puede ser más económico a corto plazo, pero no genera acumulación de patrimonio. Piensa si es más beneficioso pagar una hipoteca y cómo se ajusta a tus objetivos a largo plazo.
  5. Ten en cuenta la duración de tu estancia. Si no quieres quedarte en un lugar por mucho tiempo, puede ser conveniente esperar: la compra de una vivienda tiene sentido si vives en ella durante varios años para poder amortizar los costos.
  6. Consulta con profesionales. Busca el asesoramiento de profesionales en bienes raíces, como agentes inmobiliarios y asesores financieros. Ellos pueden ayudarte a analizar tu situación personal y brindarte una visión objetiva.

Alternativas si no cumples con la edad mínima

Si no alcanzaste aún la edad mínima en tu estado, pero tomaste la decisión de invertir tu dinero en una propiedad, te dejamos algunas opciones que puedes considerar.

Co-compradores y acuerdos de propiedad conjunta

Esto implica asociarse con una persona que sí cumpla con los requisitos legales para comprar una casa con el fin de compartir la propiedad y las responsabilidades financieras. Es importante establecer acuerdos claros y legales para evitar conflictos.

Alquiler con opción a compra

En este acuerdo, se alquila la vivienda con la opción de comprarla en un período de tiempo específico, generalmente de uno a tres años. Mientras tanto, se puede trabajar para mejorar la situación financiera y crediticia, mientras se alcanza la mayoría de edad.

Si se decide comprar la casa al final del período de alquiler, se aplicarían los términos y condiciones previamente acordados.

Fideicomiso de vivienda

Un menor puede establecer un fideicomiso de vivienda en el cual un adulto de confianza actúe como fiduciario, siendo el titular legal de la propiedad en nombre del menor y el encargado de administrarla hasta que el menor alcance la mayoría de edad.

Ahorro y planificación

Un menor puede comenzar a ahorrar y planificar para el futuro. Establecer metas de ahorro y trabajar para hacer crédito puede ayudar a sentar las bases para la compra de una casa en el futuro, cuando se alcance la mayoría de edad.

Sigue leyendo:

Sobre el autor

Maricel es autora publicada desde 2013 y tiene más de cinco años de experiencia en elaboración y gestión de contenidos. Su objetivo en Créditos en USA es acercarte toda la información que necesitas acerca de finanzas personales o comerciales, para que sea más fácil para tí decidir y administrar el futuro de tu economía.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Relacionados

En esta página

Noticias destacadas

¡Únete a nuestro Newsletter!

Subscríbete a nuestra lista de mails y noticias actuales

¡Únete a nuestro Newsletter!

Subscríbete a nuestra lista de mails y últimas noticias.

Por favor, activa JavaScript en tu navegador para completar este formulario.