7 Requisitos para reclamar crédito por niño en los taxes

El crédito fiscal por hijos (CTC o Child Tax Credit) tiene algunos requisitos que deberías conocer si tienes hijos pequeños o dependientes. Es muy conveniente, aquí te mostramos los requisitos. Para el año fiscal 2019, este crédito reduce el monto de los impuestos federales sobre la renta en hasta $ 2.000 dólares por cada hijo.

Ahora bien, en los últimos dos años ha habido cambios notables en este crédito fiscal. Estos cambios, que fueron consecuencia del plan de impuestos que el presidente Trump firmó en diciembre de 2017, incluyeron un monto límite más alto y nuevos requisitos para que un menor pueda calificar.

Sigue leyendo: ¿Cuánto es el crédito por niño en los taxes 2019-2020?

¿Qué es el crédito tributario por hijos?

El Crédito Tributario por Hijos, está diseñado para compensar los gastos de los padres o tutores de menores dependientes, y solo se aplica a hijos dependientes menores de 17 años. Como hemos mencionado, por cada hijo el crédito puede reducir hasta en dos mil dólares el monto a pagar por impuestos; sin embargo, el nivel de ingresos del adulto responsable determina exactamente cuánto es el beneficio final del crédito. 

En este orden de ideas, debes haber ganado al menos $ 2.500 para calificar para el CTC. Ahora bien, este crédito no aplica para personas cuyos ingresos sean superiores a los $ 200.000 dólares, y $ 400.000 para contribuyentes conjuntos. En estos casos, lo máximo que se puede obtener es un crédito parcial.

A modo de recordatorio, o por si no lo sabías, los créditos fiscales reducen el monto que una persona debe pagar al Servicio de Rentas Internas (IRS o Internal Revenue Service). Por ejemplo, si tu cuenta de impuestos es de $ 3.000 y eres elegible para $ 1.000 en créditos fiscales, tu factura final será de $ 2.000. El crédito fiscal funciona diferente a una deducción, puesto que este último solo reduce la cantidad imponible de los ingresos. 

Requisitos para obtener el crédito tributario por hijos

Si cumples con los siete requisitos, el crédito tributario por hijos puede reducir significativamente tu factura de impuestos: 1. Prueba de edad; 2. Prueba de relación; 3. Prueba de soporte; 4. Prueba de “dependencia”; 5. Prueba de ciudadanía; 6. Prueba de residencia; 7. Prueba de ingresos familiares. Tú y/o tu hijo deben aprobar los siete requisitos para poder reclamar este crédito fiscal.

1. Prueba de edad 

Para calificar, el menor debe haber tenido menos de 17 años (es decir, máximo 16) al final del año fiscal para el que se solicita el crédito.

2. Prueba de relación  

El niño debe ser hijo biológico del solicitante, hijastro, o un menor bajo tutela ordenada por un tribunal o agencia autorizada. En cuanto a los menores adoptados, estos siempre son considerados como hijos. Además, esta categoría también cubre a los menores en proceso de adopción que han sido puestos bajo tutela legal de un adulto y cuyo proceso aún no ha concluido. También es posible reclamar a un hermano o hermana, hermanastro, hermanastra. E incluso a sus descendientes, que vendrían siendo sobrinos o nietos del solicitante, siempre y cuando se cumplan todos los requisitos.

3. Prueba de soporte  

Para calificar, el menor dependiente no puede haber proporcionado más de la mitad de su propio apoyo financiero durante el año fiscal.

4. Prueba de «dependencia» 

Otro de los requisitos del crédito fiscal por hijos es que el menor debe haber vivido contigo más de la mitad del año.

5. Prueba de ciudadanía  

El menor debe ser ciudadano estadounidense, nacional estadounidense, o extranjero residente estadounidense. (A efectos fiscales, el término «nacional» se refiere a las personas que nacieron en Samoa Americana o en la Comunidad de las Islas Marianas del Norte).

6. Prueba de residencia  

El menor dependiente debe haber vivido contigo durante más de la mitad del año tributario por el cual reclamas el crédito. Sin embargo, hay excepciones importantes:

  • Se considera que un niño que nació (o murió) durante el año fiscal vivió contigo durante todo el año.      
  • Las ausencias temporales, tanto del solicitante como del menor, por circunstancias especiales (educación, vacaciones, negocios, atención médica, servicios militares, o permanencia en un centro de detención juvenil), se cuentan como si el menor hubiese vivido contigo.
  • También hay algunas excepciones a la prueba de residencia para hijos de padres divorciados o separados.      

7. Prueba de ingresos familiares 

El Crédito Tributario por Hijos se reduce si tu ingreso bruto ajustado modificado (MAGI o Modified Adjusted Gross Income) está por encima de ciertos montos, los cuales son determinados por el estado civil que escogiste en tu declaración de impuestos.

Para 2017, este umbral fue de $ 55.000 dólares para las parejas casadas que presentan una declaración por separado; $ 75.000 para viudos y jefes de hogar; y $ 110.000 para parejas casadas que presentan una declaración conjunta. Por cada $ 1.000 de ingresos por encima del umbral, el crédito tributario por hijos se reduce en $ 50 dólares.

Reclamación del crédito tributario por hijos

Los contribuyentes elegibles que cumplen con los requisitos pueden reclamar el crédito fiscal por hijos en el Formulario 1040, línea 12a, o en el Formulario 1040NR, línea 49. Para ayudarte a determinar exactamente la cantidad de crédito para la que calificas, puedes usar la hoja de trabajo de crédito tributario por hijos y crédito para otros dependientes proporcionada por el Internal Revenue Service. 

¿Cuánto del crédito tributario por hijos es reembolsable? 

Para 2019, hasta $ 1.400 del CTC es reembolsable. (Anteriormente, el CTC no era reembolsable por completo). Por lo tanto, y tal como ya hemos mencionado anteriormente, si tu cuenta de impuestos sobre la renta cuando presentes para el año fiscal 2019 es cero, es completamente posible que puedas obtener un reembolso de $ 1.400 por cada menor elegible. Por otro lado, esta cantidad también está indexada a la inflación, por lo que aumentará ligeramente cada año.

Sin embargo, la nueva ley de impuestos también limita la porción reembolsable del CTC al 15% de tu ingreso que exceda los $ 2.500. Esto significa que necesitas tener al menos $ 11.830 de ingresos ganados para calificar para el reembolso completo de $ 1.400.

El crédito tributario adicional por hijos

El crédito tributario adicional por hijos (ACTC, por sus siglas en inglés), era la parte reembolsable del crédito tributario por hijos. Podía ser reclamado por familias que le debían al IRS menos del monto de su crédito tributario por hijos. Debido a que el crédito tributario por hijos no era reembolsable, el crédito tributario adicional permitía que el contribuyente recibiera un reembolso de la parte no utilizada del Crédito Tributario por Hijos. Ahora, esta disposición fue eliminada de 2018 a 2025 por la ley de impuestos de 2017. Sin embargo, el nuevo formulario del crédito tributario por hijos incluye una provisión para créditos reembolsables. Pero si necesitas presentar una declaración para un año fiscal anterior, puedes encontrar información para el ACTC en el Formulario 1040.

El crédito para otros dependientes 

A partir del año fiscal 2018, hay un crédito adicional de $ 500 para otros dependientes (ODC u Other Dependent Credit), gracias al cual es posible reclamar a personas dependientes que no sean menores. Los requisitos de elegibilidad son muy similares; sin embargo, no se puede reclamar el ODC para un dependiente que califica para el CTC.

El crédito tributario por cuidado de menores y dependientes 

Otro crédito similar es el crédito tributario por cuidado de menores y dependientes (CDCTC o Child and Dependent Care Tax Credit). Puedes reclamar este crédito si has obtenido ingresos durante el año fiscal y le has pagado a un tercero para que cuide a una persona dependiente.

A diferencia del CTC, que solo se puede reclamar si eres el padre o tutor del menor, puedes pedir el CDCTC para padres mayores y otros familiares discapacitados. Los dependientes que califican para el CDCTC incluyen:

  • Niños que para el final del año fiscal tienen 12 años o menos;
  • Los familiares o cónyuges adultos dependientes que no pueden cuidarse por sí mismos debido a impedimentos mentales o físicos, a menos que tengan un ingreso bruto de $ 4.150 o más.      

Con el CDCTC, puedes reclamar un crédito de hasta el 35% de los gastos de cuidado de la persona discapacitada. Ahora bien, el porcentaje exacto de la deducción depende de tu nivel de ingresos, y la cantidad máxima de gastos de atención a los que puede aplicar el crédito es de $ 3.000 para un solo dependiente y $ 6.000 para más de uno. Esto significa que el mayor crédito posible es de $ 1.050 con un dependiente y $ 2,100 con múltiples. Por otro lado, el CDCTC no es reembolsable. Para reclamar el CDCTC, es necesario completar el Formulario 2441.

Preguntas frecuentes

¿Cuántos menores dependientes puedo reclamar?

No hay límite para la cantidad de menores dependientes que puedes reclamar en tu declaración de impuestos.

¿Puedo reclamar el hijo de mi novio/novia en mis impuestos?

Sí, en algunos casos, como cuando el padre biológico del niño no está obligado a presentar una declaración.

¿Quién puede reclamar a un dependiente en caso de custodia compartida?

En este caso, ambos padres deben ponerse de acuerdo y decidir quién reclamará al menor como dependiente. En caso de que ambos reclaman al mismo hijo, el Internal Revenue Service utilizará la siguiente regla de desempate para determinar quién puede reclamar al hijo:

  • Si uno de los dos es el padre legal y/o biológico, es este quien puede reclamar al menor.
  • Si ambos son los padres legales y/o biológicos del niño y no presentan una declaración conjunta: El padre con quien el menor vivió el período de tiempo más largo durante el año puede reclamarlo; En caso de que el niño haya vivido con ambos padres la misma cantidad de tiempo, el padre con el ingreso bruto ajustado más alto puede reclamar al niño.

En caso de divorcio, ¿quién puede reclamar al menor dependiente?

Al igual que en el caso anterior, ambos padres deben ponerse de acuerdo sobre quién va a reclamar al menor. Y si ambos padres reclaman al menor dependiente, el crédito fiscal le será concedido al padre que declare primero.

Por lo general, el padre con custodia reclama al hijo. Sin embargo, si el padre sin custodia proporciona la mitad del apoyo financiero del niño, este padre puede reclamar al menor dependiente en cuestión.

En conclusión

Si se cumple con los 7 requisitos, el Internal Revenue Service ofrece un crédito fiscal por hijos y menores dependientes con el propósito de ayudar a los padres y tutores a compensar algunos de los costos de mantener una familia. Si en tu casa vive un menor dependiente que no es tu hijo directo, es posible que puedas reclamar uno de esto créditos por él. Y gracias a que algunos créditos tributarios por hijos son reembolsables, incluso podrías ganar algo de dinero.

Y si quieres obtener más ayuda para reducir tu cuenta de impuestos, considera trabajar con un asesor financiero que se especialice en impuestos. Tener un plan financiero puede ser clave para no dejar ningún cabo suelto durante la temporada de impuestos.

Sigue leyendo: 

¡Comparte nuestro artículo!


Artículos relacionados:

Deja un comentario

¡NO sigas este enlace o serás bloqueado en este sitio!